Jarque señala que "va a haber tensión hasta el final" y tienen que jugar con ella

  • Barcelona, 10 mar (EFE).- Dani Jarque, defensa central del Espanyol, ha apuntado hoy que va a haber mucha tensión de aquí a final de temporada por la complicada situación que atraviesa el equipo blanquiazul en la Liga y que el vestuario debe jugar con ella.

Barcelona, 10 mar (EFE).- Dani Jarque, defensa central del Espanyol, ha apuntado hoy que va a haber mucha tensión de aquí a final de temporada por la complicada situación que atraviesa el equipo blanquiazul en la Liga y que el vestuario debe jugar con ella.

"Va a haber tensión hasta el final y tenemos que jugar con este factor. Una victoria nos vendrá bien y más si marcan los delanteros, que hace jornadas que no ven puerta. Puede ser bueno que anoten y cojan confianza", ha reflexionado.

Asimismo, ha comentado que en situaciones como la actual cualquier error perjudica al equipo y por este motivo ha instado a sus compañeros a estar "muy concentrados" para evitar cualquier despiste, porque "eso nos va a dar la salvación".

Jarque ha indicado que el encuentro de la próxima jornada ante el Mallorca es "importantísimo" para evitar que los rivales directos se distancien más en la clasificación.

"No queremos que el Mallorca nos saque más distancia. No es el partido definitivo, porque vamos a pelear hasta que no se pueda pero es clave ganar", ha aseverado.

El defensa ha afirmado que si el equipo es capaz de mantener "el nivel que se ha ofrecido" en los últimos encuentros y "las ganas y la actitud" podrá lograr la salvación. "La situación es mala, pero tenemos que seguir para adelante. No podemos tener ninguna decepción más", ha añadido.

Jarque ha reclamado que al conjunto españolista no le falten "ganas, fuerzas y compromiso" y ha añadido que si el Espanyol sigue en esta línea llegarán las victorias: "No podemos esperar más. Esta semana nos jugamos mucho y tenemos que hacer valer el buen juego".

El blanquiazul ha indicado que es normal que en situaciones como la actual todo el mundo esté unido. "Necesitamos ese clima y el máximo apoyo. Cuando quedaban más jornadas era normal que la gente nos echara en cara el mal juego y la falta de resultados, pero ahora tenemos que estar juntos".