Jiménez: "No hay duda de que meteremos al equipo donde tiene que estar, en Liga de Campeones"

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El técnico del Sevilla, Manolo Jiménez, aseguró tras la derrota de su equipo ante el Real Madrid (2-4), que están "cabreados", y él más "como máximo responsable", aunque no duda que meterá al conjunto "donde tiene que estar, en Liga de Campeones".

"Estamos cabreados, y yo el que más como máximo responsable, porque soy el máximo exponente de estos resultados tan malos que estamos teniendo. Pero no hay duda de que meteremos al equipo donde tiene que estar, en Liga de Campeones", asumió.

Manolo Jiménez cree que la clave de la derrota de hoy es que "el equipo se ha desfondado" con sus errores, ha visto "cansado el centro del campo del Sevilla", a lo que hay que añadir que, según él, "si se le perdona al Madrid, con las claras ocasiones que han tenido, no necesitan mucha pegada para remontar".

"En los treinta primeros minutos los tuvimos contra las cuerdas, luego el equipo se vino abajo y les hemos dado vida", lamentó el entrenador sevillista, que sabe que "los partidos duran 90 minutos, y por ser superiores en 40, como contra el Valencia, o 30 como hoy, no supone ganar", porque "los partidos hay que cerrarlos".

"HA SIDO UN CÚMULO DE ERRORES PORQUE SOMOS HUMANOS".

Analizando una vez más el motivo de este resultado negativo, Jiménez recordó que tuvieron "ocasiones muy claras", y "al final de la primera parte empataron, luego metieron el segundo, ha sido un cúmulo de errores" porque son "humanos" y han fallado.

Aún asumiendo los errores, el técnico no cree que "el Madrid haya ganado fácil hoy", sino que "quizás han tenido fortuna de encontrarse con ese gol cuando la primera parte estaba terminada", ya que "necesitan muy poco para demostrar la pegada que tienen y han merecido ganar".

"Acato y respeto al público, tanto cuando me animan como cuando me hacen una crítica desfavorable", dijo en referencia a la pitada de la afición, antes de explicar que su "obligación" es levantarse, y comentó que, para él, "no fue fácil ningún día" desde que llegó al Sevilla, pero su "característica principal es trabajar" y no dejarse "amedrentar".