Klinsmann apela al "orgullo" para "dejar Europa con la cabeza alta"

MÚNICH (ALEMANIA), 13 (EUROPA PRESS)

El entrenador del Bayern de Múnich, Jürgen Klinsmann, pidió "orgullo" a sus jugadores para despedirse de la Liga de Campeones "con una victoria ante el Barcelona", aunque descarta que su equipo sea capaz de voltear la eliminatoria de cuartos de final.

"Tenemos un deber ante nuestros aficionados para ofrecerles una victoria ante el Barça, aunque no tengamos virtualmente ninguna opción de seguir adelante en la competición", subrayó Klinsmann que insistió en que la única pretensión de su equipo es "dejar Europa con la cabeza alta". "Tenemos un deber con nuestros aficionados de jugar un gran partido. Queremos jugar bien y dejar la Liga de Campeones, desafortunadamente en cuartos de final, con dignidad", apuntó.

Klinsmann espera al menos que el encuentro ante los de Guardiola les sirva para saber dónde están. "Hay que ser realistas, no podemos ganar al Barça de cuatro goles. En el Camp Nou vimos nuestros límites y el objetivo ahora es jugar un bonito partido e intentar ganar el partido", explicó.

Klinsmann hace incluso balance de la Liga de Campeones y considera positivas las prestaciones de su equipo. "El objetivo era estar entre los ocho mejores y lo hemos conseguido, pero nos quedamos sin opciones ante el Barça", subrayó.

El técnico reiteró que en Barcelona acusaron el problema de "las bajas", así como el hecho de que algunos futbolistas tuviesen que actuar "en posiciones poco habituales". A su juicio faltó "agresividad" y el Barcelona "tuvo demasiados espacios".