La afición española prolonga su fiesta

  • Madrid, 28 mar (EFE).- La afición española prácticamente llenó hoy el Santiago Bernabéu y prolongó su fiesta en los partidos de la selección con una nueva victoria, hoy contra Turquía (1-0), sobre todo cuando el defensa Gerard Piqué inauguró el marcador de su equipo y desató la euforia en la grada del estadio madrileño.

La afición española prolonga su fiesta

La afición española prolonga su fiesta

Madrid, 28 mar (EFE).- La afición española prácticamente llenó hoy el Santiago Bernabéu y prolongó su fiesta en los partidos de la selección con una nueva victoria, hoy contra Turquía (1-0), sobre todo cuando el defensa Gerard Piqué inauguró el marcador de su equipo y desató la euforia en la grada del estadio madrileño.

No era un partido fácil para el grupo dirigido por Vicente del Bosque, arropado por más de 75.000 espectadores en su encuentro más exigente en la fase de clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010, pero devolvió el incansable apoyo del público con un triunfo trabajado y por la mínima.

De la incertidumbre del resultado durante toda la primera parte, de la 'ola' de la grada y de las canciones clásicas del descanso (sonó el 'Paquito Chocolatero' y el 'Que Viva España') se pasó a la euforia en el minuto 72, cuando Piqué batió la portería de Volkan Demirel, guardameta turco, con todavía veinte minutos por delante.

Y la afición, entre 'olés' a sus futbolistas, ya saboreó la victoria, ya sintió la alegría de la décima victoria consecutiva de la selección, que vive en una fiesta permanente, igual que sus seguidores, desde que España levantó el pasado verano la Eurocopa de Austria y Suiza 2008 con un juego tan preciso como imparable.

"Gracias por hacernos tan felices". Ese era el lema de una pancarta en la grada y, probablemente, el sentimiento más extendido entre los seguidores españoles, que disfrutaron de nuevo de otra fiesta de la mano de la selección.