La autoridad del Lyon se tambalea, el Oporto se mantiene y el Panathinaikos aprieta

  • Madrid, 8 mar (EFE).- El Lyon acudirá al Camp Nou el miércoles lastrado por un marcador adverso y por el final del ciclo que amenaza su hegemonía en Francia, una competición que ha avivado el equilibrio que impide el Oporto en Portugal y el Olympiacos en Grecia, a pesar del empeño del Panathinaikos, que espera al Villarreal.

La autoridad del Lyon se tambalea, el Oporto se mantiene y el Panathinaikos aprieta

La autoridad del Lyon se tambalea, el Oporto se mantiene y el Panathinaikos aprieta

Madrid, 8 mar (EFE).- El Lyon acudirá al Camp Nou el miércoles lastrado por un marcador adverso y por el final del ciclo que amenaza su hegemonía en Francia, una competición que ha avivado el equilibrio que impide el Oporto en Portugal y el Olympiacos en Grecia, a pesar del empeño del Panathinaikos, que espera al Villarreal.

El cuadro de Claude Puel, incontestable dominador de la competición gala en los últimos siete años, ha terminado por acusar la constante fuga de talentos y el peso de los años en las referencias que permanecen.

Reapareció Karim Benzema, aunque se retiró en el descanso con un golpe, y perdió en el campo del Lille para dejar su renta en un solo punto dado el impulso que ha tomado el Paris Saint Germain, que superó a domicilio al Lorient y que advierte con su retorno a las aspiraciones.

El proyecto del Lyon, sin embargo, no ha alcanzado para Europa, donde nunca ha cosechado un papel preponderante. La leyenda amenaza con agrandarse en el recinto del Barcelona.

El Atlético de Madrid visitará al Estadio do Dragão con el Oporto como líder. Firme con su triunfo en el campo del Leixoes (1-4) e impasible ante el acoso del Sporting Lisboa, despachado de Europa por el Bayern, y el Benfica de Quique Sánchez Flores.

En Grecia, el Olympiacos de Ernesto Valverde mantiene las distancias a pesar del empeño del Panathinaikos, que jugará contra el Villarreal el martes. El cuadro de Henk Ten Cate limó dos puntos a su vecino, que no pasó del empate en el campo del PAOK Salónica.

El Panathinaikos espera el trasvase a Europa alentado por su goleada al Larisa (3-0) y el reencuentro con el segundo puesto en el torneo heleno.

Mientras, Inglaterra desplazó la competición a la Copa donde el Manchester, el Chelsea y el Everton plasmaron su condición de semifinalistas, el Liverpool veló armas a la espera de la visita del Real Madrid al estadio de Anfield.

En Alemania, el Hertha Berlín prolongó su estancia en el liderato. Se afianzó como líder de la Bundesliga al derrotar por 3-1 a domicilio al Energie Cottbus, mientras que el Bayern de Múnich se sacudió de la crisis por la que atravesaba, goleando el Hannover 96 por 5-1.

Los resultados de los otros estadios favorecieron tanto al Hertha como al Bayern. El Hamburgo, que era segundo, cayó aparatosamente por 4-1 ante el hasta hoy colista Borussia Mönchengladbach mientras que el otro perseguidor cercano del Hertha, el Hoffenheim, tuvo que conformarse con un empate sin goles ante el Werder Bremen.

Ahora, la ventaja del Hertha sobre el segundo ha aumentado a cuatro puntos y el Bayern comparte la segunda posición con el Hoffenheim, no sólo en cuanto a puntos sino también en lo referente al gol diferencia.

El Inter solventó sin sobresaltos su visita a Génova y solidificó su liderato en Italia, a la espera del Manchester United, que acudirá al Giuseppe Meazza el miércoles para disputar la vuelta de la Liga de Campeones.

José Mourinho apenas hizo concesiones de cara al torneo continental. Sólo dejó entre los suplentes al delantero brasileño Adriano.

El sueco Zlatan Ibrahimovic abrió el marcador y Mario Balotelli, recuperado del desvanecimiento que sufrió el miércoles, tras chocar contra un poste en el encuentro frente al Sampdoria, firmó el de la sentencia, que dejan al Inter a siete puntos de sus perseguidores.

El Juventus dejó entre los reservas a Alessandro del Piero, al francés David Trezeguet, al portugués Tiago Mendes y al checo Pavel Nedved. Mantiene la distancia con el liderato tras adjudicarse el derbi turinés con el gol, a falta de siete minutos, de Giorgio Chiellini. Debe superar al Chelsea el martes, para proseguir en Europa.

Mientras, el inglés David Beckham lideró la victoria del Milán al asistir a Filippo Inzaghi para que marcase los tres goles de la victoria ante el Atalanta.

El AZ Alkmaar alimenta su condición de líder tras el tropiezo del Ajax y el Twente y en Bélgica el Anderlecht salió airoso de la presión a la que le sometió el Standard Lieja.