La Liga de Campeones deja de ser un sueño para el Valencia

  • Valencia, 20 abr (EFE).- El Valencia, que ha sumado cuatro victorias consecutivas en los cuatro últimos partidos de Liga, ha cambiado en menos de un mes de estado de ánimo y de objetivos, por lo que disputar la próxima edición de la Liga de Campeones ha dejado de ser un sueño para el equipo.

Valencia, 20 abr (EFE).- El Valencia, que ha sumado cuatro victorias consecutivas en los cuatro últimos partidos de Liga, ha cambiado en menos de un mes de estado de ánimo y de objetivos, por lo que disputar la próxima edición de la Liga de Campeones ha dejado de ser un sueño para el equipo.

El equipo que entrena Unai Emery ha invertido la tendencia adversa del tramo inicial de la segunda vuelta de la Liga y ha obtenido trece de los últimos quince puntos, lo que le ha convertido en un aspirante a alcanzar la cuarta plaza del campeonato español que ahora mantiene con tres puntos de ventaja sobre el Atlético de Madrid.

Es más, tanto el técnico como los jugadores del equipo de Mestalla han insistido en pensar exclusivamente en el siguiente partido, pero son conscientes de que si un triunfo el miércoles en su visita al Betis fuera acompañado de una derrota del Sevilla en el Camp Nou ante el Barcelona, quedarían cerca de la tercera posición.

El Sevilla aventajaría en dos puntos al Valencia, pero la diferencia particular de goles estaría a favor del equipo valenciano, tras la igualada sin goles en el Sánchez Pizjuán y la victoria valencianista por 3-1 del último domingo.

El Valencia ha atravesado tres fases plenamente diferenciadas en el actual campeonato, ya que tras realizar el mejor inicio en la Liga de toda su historia, con la suma de veinte de los primeros veinticuatro puntos en juego, el equipo se hundió al final de la primera vuelta y al inicio de la segunda.

Hace menos de un mes, el penalti que no transformó Óscar Serrano en el último suspiro del Racing-Valencia (0-1) del pasado 22 de marzo, fue la escenificación del cambio de dinámica del equipo valenciano, que ha ganado a continuación al Getafe (4-1), Sporting (2-3) y Sevilla (3-1).

El nuevo panorama del Valencia coincidió con el anuncio del club de que los jugadores iban a ingresar en breve las cantidades correspondientes a la parte de la ficha que se le adeudaba desde marzo, aunque los jugadores han insistido en que nada tiene que ver la recuperación deportiva con el cobro de las cantidades pendientes.

Para la mejoría del equipo ha sido fundamental la recuperación física de tres de sus jugadores que han tenido problemas en los últimos meses de competición y tanto David Villa como David Silva o Juan Manuel Mata viven una etapa de buen rendimiento y han contribuido a los buenos registros de goles a favor de las últimas semanas.

La sensación de solidez que la pareja Albelda-Baraja ha dado al centro del campo del Valencia, la vuelta de Alexis Ruano y la polivalencia de los defensores del equipo también han sido clave en los últimos triunfos, aunque el equipo mantiene el problema del excesivo número de goles que recibe, ya que en una vuelta completa de la Liga tan sólo ha mantenido la portería a cero en una ocasión.

El otro gran problema que tiene el Valencia por delante es el del calendario, ya que en los siete partidos que quedan de Liga debe medirse a cuatro de los seis primeros equipos de la clasificación.

Tras haber jugado contra el Sevilla, que es tercero, el Valencia debe recibir en Mestalla al Barcelona (primero) y al Real Madrid (segundo), además de jugar fuera de casa, de forma consecutiva, contra el equipo que es actualmente quinto (Atlético de Madrid) y contra el sexto (Villarreal).

Los otros tres encuentros son el del miércoles en Sevilla ante el Betis, el que jugará en Montjuic ante el Espanyol, que actualmente está en puestos de descenso, y el de la jornada final del campeonato, en Mestalla contra el Athletic de Bilbao.

Alfonso Gil