La mala leche de la central lechera


"Vivir en campo contrario", por Carles Torras

"Vivir en campo contrario", por Carles Torras lainformacion.com

(En campo contrario, el blog de Carles Torras) "No hay que hablar en los despachos, hay que hablar en el campo"; o "el Madrid nunca ha necesitado de malas artes para ganar al Barcelona" son algunos de los argumentos recogidos entre aficionados al Madrid después de conocer la información sobre la existencia de un grupo de periodistas que sirven a los intereses de Florentino Pérez para lanzar falsas informaciones sobre el Barça.La "central lechera" es el nombre en clave con el que se conoce en la profesión a esta trama de periodistas pro Florentino, que trabajan en distintos medios de comunicación de primer orden: periódicos, cadenas de televisión, emisoras de radio y portales de internet. Todos ellos conocidos del gran público. Hasta el momento, han difundido infundios como el "villarato" o el presunto dopaje.El futuro de esta trama negra informativa depende de lo que ocurra con Florentino en virtud de los próximos resultados deportivos. Ayer el Madrid volvió a cumplir el guión de los últimos años en el Vicente Calderón, lo que le permite mantener su diferencia de cinco puntos respecto al Barcelona. Ahora se apresta a afrontar complicados desplazamientos en el último tramo de Liga. Y en Champions, aunque los cuartos de final parecen a priori asequibles, el posible cruce con el Barça en semifinales con la vuelta en el Camp Nou arrojan bastantes dudas en el entorno blanco. La final de la Copa del Rey es, como todo el mundo sabe, una moneda arrojada al aire.Ante este incierto panorama, el entorno del "padrino blanco" mantiene todas las cerbatanas listas para lanzar sus dardos envenenados. La próxima fase consistirá en acusar a la directiva de Sandro Rosell de comprar partidos pagando a los rivales. Esto conectaría con acusaciones lanzadas ya anteriormente por Mourinho en el sentido que algún entrenador había alineado a jugadores suplentes para jugar contra el Barça.Ayer los jugadores del Barça parecían no estar del todo centrados en el juego en algún tramo del partido frente al Getafe. El "tic tac" del reloj de Pep parece no tan acompasado como en otras fases del campeonato. No es de extrañar, con el alud de información extradeportiva que han soportado sus hombres esta semana. La buena noticia es que, aún así, se ganó el partido. Ganando los partidos en los que no estás tan brillante es la única forma de llevarse a casa el campeonato.Carles TorrasPeriodista y guionista de TV