La posible despedida de Ferguson abre el debate sobre su sucesión

  • Londres, 27 mar (EFE).- Unas declaraciones del hijo de Alex Ferguson en las que augura que su padre se despedirá del banquillo del Manchester United en 2010 han abierto el debate en el Reino Unido sobre su sucesión, tras 22 años a pie de campo.

Londres, 27 mar (EFE).- Unas declaraciones del hijo de Alex Ferguson en las que augura que su padre se despedirá del banquillo del Manchester United en 2010 han abierto el debate en el Reino Unido sobre su sucesión, tras 22 años a pie de campo.

Darren Ferguson afirmó al rotativo "The Guardian" que ve a su padre entrenando "este año y el que viene", pero que podría dejarlo al término de la temporada 2009-2010.

La permanencia del entrenador escocés en el banquillo de los "diablos rojos" durante más de dos décadas seguidas -que contrasta con lo que ocurre en otros países como España, donde es imposible encontrar un caso similar- se ha visto correspondida con la consecución de 32 títulos, entre ellos 10 Premier y 2 Champions.

Entre los candidatos a sucederle se encontraría, según la agencia local de noticias PA, el ex entrenador del Chelsea y actual inquilino del banquillo del Inter de Milán, José Mourinho, a quien Ferguson le ganó la partida en la última eliminatoria de la Champions.

Esta opción también contaría con el apoyo del central del Manchester Rio Ferndinand, quien declaró a la revista 'GQ' a principios de marzo que el portugués es uno de los pocos que están a la altura de heredar el puesto de Ferguson.

Sin embargo, el fútbol ofensivo por el que apuesta el escocés contrasta con el juego que practican los equipos entrenados por Mourinho, aunque los títulos que consiguió con el Chelsea (dos Premier y una Champions) lo convierten en uno de los principales candidatos.

Las especulaciones sobre la sucesión de "Sir Alex" mencionan entre los aspirantes a Martin O'Neill, quien está destacando este año por su trabajo con el Aston Villa, al que ha situado entre los cuatro primeros pese a que a principio de temporada no estaba entre los favoritos.

Por su labor en el Everton también aparece en las quinielas David Moyes, quien ya lleva ocho temporadas en el banquillo de los de Liverpool y compitiendo en la Premier League con un equipo que no cuenta con ningún jugador de renombre entre sus filas.

Entre los aspirantes a sucesor de Ferguson los medios británicos incluyen asimismo a Steve Bruce, entrenador del Wigan, donde ha demostrado muy buen ojo al contratar a jugadores como el ecuatoriano Antonio Valencia o el hondureño Wilson Palacios, aun con el hándicap de contar con un presupuesto muy ajustado.

En el caso de que la impresión del hijo de Ferguson sea cierta, aún quedarían 14 meses por delante para que los propietarios del Manchester tomasen una decisión, pero los aficionados de los "diablos rojos" ya ven con temor la marcha del entrenador más laureado de la historia del Reino Unido.

Por su contribución al fútbol británico fue nombrado caballero en 1999 por la reina de Inglaterra, Isabel II, un honor que recibió tras conseguir el triplete con el Manchester y que sólo han recibido siete jugadores y entrenadores de fútbol más aparte de él.

El entrenador escocés, de 67 años, continúa por ahora en el banquillo del actual líder de la Premier League, aunque ya en la temporada 2001-2002 anunció su retirada, de la que luego se retractó.