La victoria del Barcelona empaña la fiesta en las calles de Bilbao

  • Bilbao, 14 may (EFE).- La victoria del FC Barcelona sobre el Athletic en la final de la Copa del Rey celebrada en Valencia ha empañado la fiesta que ha vivido Bilbao, engalanada desde hace días a la espera de este encuentro, y que esta noche ha puesto el alma en animar a su equipo.

La victoria del Barcelona empaña la fiesta en las calles de Bilbao

La victoria del Barcelona empaña la fiesta en las calles de Bilbao

Bilbao, 14 may (EFE).- La victoria del FC Barcelona sobre el Athletic en la final de la Copa del Rey celebrada en Valencia ha empañado la fiesta que ha vivido Bilbao, engalanada desde hace días a la espera de este encuentro, y que esta noche ha puesto el alma en animar a su equipo.

Uno de los espacios de la capital vizcaína que más aficionados ha congregado para ver el partido ha sido el estadio de San Mamés.

En 'La Catedral' del fútbol unas 40.000 personas han seguido la retransmisión de la final gracias a seis pantallas gigantes situadas en el césped.

Allí, han animado el ambiente las actuaciones musicales de El Mentón de Fogarty y la rapera Mala Rodríguez, así como el vizcaíno Patxi González que ha invitado a corear canciones de apoyo a los leones.

Tras el partido, muchos de los aficionados reunidos en San Mamés no han podido contener su tristeza por la derrota del Athletic, incluso algunos han expresado su decepción abandonando el estadio diez minutos antes de que finalizara el choque.

Otros, en cambio, han seguido coreando consignas de apoyo al club bilbaíno.

También en otros puntos de la ciudad como El Arenal o el pabellón de La Casilla, en los que el Ayuntamiento ha instalado grandes pantallas, miles de personas han seguido el desarrollo de la final.

A pesar de la derrota del Athletic, en la calle Licenciado Poza, lugar habitual de encuentro de los seguidores rojiblancos, centenares de aficionados, en su mayoría jóvenes, han continuado animado el ambiente con cánticos de apoyo al equipo y las bocinas de los coches.

En la Plaza Moyua también se ha reunido una multitud de jóvenes seguidores tras terminar el partido.

Fuera de Bilbao, Vizcaya entera ha seguido el partido en las pantallas colocadas en el resto de municipios.

En los días previos a la final, el territorio se ha ido vistiendo de rojiblanco y en la jornada de la final ha salido a la calle para vivir el acontecimiento de ver al Athletic medirse junto al que muchos consideran el mejor equipo de Europa.

La derrota en la final impedirá a los leones subir en gabarra por la Ría del Nervión con el título de campeones para recibir el reconocimiento de la afición vizcaína, como hizo hace 25 años el equipo que entrenaba Javier Clemente.

Esta embarcación se utilizaba para transportar el hierro de la industria vizcaína y ha pasado a considerarse la embarcación de gala del Athletic y símbolo de sus triunfos.

No obstante, el Ayuntamiento de Bilbao ofrecerá un recibimiento al equipo rojiblanco por haber alcanzado la final.