Los daños por la celebración del triplete en Barcelona se elevan a 100.000 €

  • Barcelona, 28 may (EFE).- Los daños provocados en el mobiliario urbano por un grupo reducido de alborotadores durante la celebración anoche en el centro de Barcelona de la victoria del Barça en la Liga de Campeones y la obtención del triplete se elevan a unos 100.000 euros, según el balance provisional del Ayuntamiento.

Los daños por la celebración del triplete en Barcelona se elevan a 100.000 €

Los daños por la celebración del triplete en Barcelona se elevan a 100.000 €

Barcelona, 28 may (EFE).- Los daños provocados en el mobiliario urbano por un grupo reducido de alborotadores durante la celebración anoche en el centro de Barcelona de la victoria del Barça en la Liga de Campeones y la obtención del triplete se elevan a unos 100.000 euros, según el balance provisional del Ayuntamiento.

Así lo ha avanzado hoy en rueda de prensa la concejal de Seguridad, Assumpta Escarp, que ha destacado el civismo de la gran mayoría de las 100.000 personas que anoche salieron a la calle a celebrar la victoria azulgrana, y ha subrayado que los daños no fueron tan cuantiosos como los que se registraron hace tres años, tras la victoria en París.

Los disturbios provocados por un grupo reducido de aficionados se saldaron con un total de 119 detenidos en Barcelona -134 en el conjunto de Cataluña-, y lesiones de diversa consideración en 153 personas, además de daños en el mobiliario urbano, como en papeleras, semáforos, alumbrado, señales y parterres, que provisionalmente se valoran entre 75.000 y 100.000 euros.

Escarp ha hecho un balance positivo del modelo de diversificación de escenarios para seguir la final de Roma en pantallas gigantes en el Mini Estadi (donde se reunieron 11.000 personas), el Maremagum (8.000) y la Plaça Cataluña (15.000).

Además, ha destacado que el dispositivo de seguridad establecido por los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana, que crearon un perímetro de seguridad en los alrededores de Canaletes -epicentro de las celebraciones-, logró evitar "males mayores" cuando una minoría pretendió "con provocaciones y actitudes violentas" que no hubiera una fiesta cívica.

La concejal ha destacado que los violentos no lograron anoche su objetivo, pero no obstante ha remarcado que el consistorio seguirá trabajando con la UEFA para encontrar un modelo que consolide que las celebraciones no tienen por qué acabar de forma irremediable con altercados.

"La reflexión tiene que ser colectiva. No se puede admitir ni dar por hecho que cualquier celebración tiene que acabar así. Tiene que ser cívica y alegre, como lo hace el 99% de la gente", ha remarcado Escarp, que considera que el grupo de 400 o 500 alborotadores de ayer "no son aficionados al Barça ni al fútbol, sino aficionados a la gamberrada y a la violencia".

Por este motivo, estima que la detención de 119 alborotadores fue "muy importante", ya que tuvo un carácter preventivo antes de que la situación "fuera a más".

Sobre los detenidos, ha apuntado que ahora se están elaborando los informes policiales para determinar si cuentan con otras detenciones por casos parecidos, lo que les permitiría tratar de acusarles de un delito -por reiteración de faltas- cuando el consistorio se presente en la causa judicial que se abra.

En este sentido, ha anunciado que sería positivo que se aplicara de una forma más genérica la Ley Antiviolencia en el Deporte, para castigar con mayor severidad a los alborotadores y que no quede ningún resquicio que les evite pagar económicamente por el daño causado, lo que actualmente es más difícil.

Por otra parte, Escarp ha destacado que los equipos de limpieza municipales se han empleado a fondo esta madrugada y que a primera hora de la mañana la ciudad ya estaba a punto para volver a funcionar con normalidad tras la fiesta de anoche.

Asimismo, ha pedido que los ciudadanos acudan con una actitud cívica y festiva a la rúa en la que los de Guardiola se darán esta tarde-noche un baño de masas por el centro de Barcelona: una caravana que llevará a los héroes del triplete por ocho kilómetros hasta llegar al Camp Nou hacia las 21.30 para poner punto final a los festejos de una temporada de leyenda.