Marcelo afirma que "el clásico va a decidir la Liga"

  • Madrid, 30 abr (EFE).- Marcelo Vieira zanja definitivamente la polémica que le persigue desde sus incidentes ante el Getafe y pone su mente en un "clásico que va a decidir la Liga". Ve al Barcelona "en un bache" y al Real Madrid preparado para alimentar el sueño de una nueva remontada.

Madrid, 30 abr (EFE).- Marcelo Vieira zanja definitivamente la polémica que le persigue desde sus incidentes ante el Getafe y pone su mente en un "clásico que va a decidir la Liga". Ve al Barcelona "en un bache" y al Real Madrid preparado para alimentar el sueño de una nueva remontada.

La imagen de Marcelo (12-05-1988, Río de Janeiro) en la distancia corta se parece poco a la que mostró en su pique con el argentino 'Cata' Díaz, del que se burló enseñándole la lengua al final del partido liguero que el Madrid ganó por 3-2 hace dos semanas.

Arrepentido de lo ocurrido, lo olvida para pensar sólo en fútbol en una entrevista con EFE, en la que expresa su ilusión por ser padre, sus esperanzas de ganar la Liga y el agradecimiento por consejos de oro de Iker Casillas y Roberto Carlos. "Me han dado seguridad para triunfar".

Pregunta: Iba a comenzar la entrevista hablando de su tortuoso camino a la felicidad en el Real Madrid, pero lo ocurrido ante el Getafe cambia la mirada. ¿Cuánto le ha marcado la polémica?.

Respuesta: Para mi está todo olvidado. Es un tema zanjado totalmente. Pedí perdón por un comportamiento que no era propio de un jugador del Real Madrid y he dejado atrás toda la polémica para pensar solo en ganar al Barcelona en un partido clave. Estoy feliz. Antes también lo era aunque me faltaban minutos. Ahora los tengo y hago goles. Todo marcha bien. En mi vida personal también, feliz con mi pareja con la que espero un hijo que se llamará Enzo.

P: ¿No será por Francescoli al que no habrá visto jugar?.

R: No, es un nombre que me gusta desde niño. Siempre quise tener un hijo para llamarle Enzo. Su llegada es un motivo más para trabajar sin parar. Me da más confianza para demostrar mi calidad.

P: Con cada entrenador que ha ido teniendo en el Real Madrid ha ido creciendo, pero ¿es Juande Ramos quien mejor le ha entendido?.

R: Creo que sí. Es un entrenador que traslada mucha confianza en sus jugadores. Provoca que hagas todo bien, ayudes al equipo y saques lo mejor de ti. En mi caso me ha hecho defender mejor y tener más gol.

P: Diga la verdad, cuando Juande le dijo que iba a jugar de extremo pensó que estaba loco.

R: La primera vez me sorprendió (risas). Me encantó porque en mi corta carrera siempre he mirado hacia adelante con la intención de hacer goles. El lateral es mi posición natural pero disfruto como extremo. Aunque no tengo la libertad de Robben, puedo mirar a la portería rival pero tengo obligaciones defensivas que cumplir.

P: En un abrir y cerrar de ojos pasó de brillar en el fútbol sala brasileño al Real Madrid.

R: Es cierto. Todo en mi vida ha pasado muy rápido. En Brasil de juvenil pasé a profesional con solo 17 años, me llegó la selección y luego el Real Madrid. Mi infancia me dejó grandes recuerdos. No tenía facilidad para estudiar y los compañeros del colegio siempre me decían que sería jugador de fútbol.

P: ¿Se formó en el fútbol de la calle o en escuela?.

R: Aprendí jugando rodeado de amigos en Botafogo, Río. Siempre jugaba con gente de más edad, amigos de mi padre y de mi hermano mayor. Como poco me sacaban cuatro años. Nunca me dejaban participar pero cuando me pusieron la primera vez, ya nunca me quitaron. Jugué en su equipo, luego a fútbol playa y fútbol sala en el Helénico. Fue cuando el Fluminense se fijó en mi.

P: Y llegó su salto.

R: Me costó. No quería jugar en Fluminense porque me alejaba de mis amigos pero mi abuelo me enseñó que los amigos se hacen en el camino de la vida y que llegarían nuevos, igual de buenos. Ahora veo que llevaba razón pero en ese momento no pensaba así. Me costó.

P: ¿Es su abuelo la persona clave de su carrera?.

R: Si, él es del Botafogo pero veía que ir al Fluminense era un salto grande en mi vida. Fue el inicio de todo. Comencé en fútbol sala, pasé a fútbol once en juveniles y rápido a profesional. No tenía dinero para ir a entrenar y no me preguntes cómo, pero mi abuelo siempre lo conseguía. Me acompañaba a diario. Me enseñó a no faltar nunca. Eran doce reales al día. Pocas familias podían asumir eso. Luego el 'Flu' me dio una ayuda. Íbamos más desahogados.

P: ¿Qué aprendió del fútbol sala?.

R: A pensar antes. Tienes que hacerlo antes de que el balón te llegue. Ayuda en un campo grande con más espacios.

P: ¿Con qué se queda de su etapa con Fabio Capello?.

R: Con él no jugué mucho pero me hizo debutar. Cuando llegué al Real Madrid era para ir al filial Castilla y Capello dijo que no, que me quedaba en el primer equipo. Pensé que sólo era para entrenar, pero me llevó a viajes. Pese a que no jugaba y muchas veces me quedaba fuera, me enseñó mucho. Hablaba conmigo sin parar.

P: Más oportunidades con Schuster pero no mucha conversación.

R: Es verdad, no hablaba mucho. Al principio tampoco jugaba con él pero Heinze se lesionó en los primeros partidos de Champions y jugué. Muchos decían que era muy joven y que no tenía experiencia para jugar en el Real Madrid, que tenía que ir cedido, pero nunca perdí la esperanza. Sabía que podía jugar aquí.

P: Ese pensamiento lo tuvo el Bernabéu. Su afición hubo un momento que silbó cada acción suya. No le veía preparado.

R: Estoy en un uno de los equipos más grandes del mundo donde es normal que la afición pida que todo vaya bien. Cuando no haces una cosa bien te pitan, pero el fútbol es así. Hoy me aplauden pero mañana, si dejo de hacer las cosas bien, me pueden pitar. Cuando lo hagan no hay que pararse a pensar mucho, sino trabajar.

P: ¿Quién le está apoyando en los malos momentos?.

R: Mi familia, que siempre está conmigo. Y el vestuario. Estamos muy unidos. En los malos momentos siempre me ha ayudado Pepe. Quedamos con nuestras mujeres que son amigas. Para lo bueno y lo malo siempre estamos juntos.

P: ¿Y la voz de la experiencia?.

R: Me quedaría con dos. Iker Casillas que me dijo que a él y a Zidane también les han pitado en el Bernabéu. Me dio seguridad para triunfar. Y Roberto Carlos. Cené con él y me dijo que vaya con la cabeza alta porque me espera un futuro brillante.

P: ¿Pesa mucho ser el sucesor de Roberto Carlos?.

R: Desde niño cuando jugaba en la calle siempre me pedía ser Roberto Carlos. Veía cada uno de sus partidos en la selección y en el Real Madrid. Luego, cuando empecé a jugar, era como un icono para mi. Siempre ha sido mi ídolo y lo es todavía porque en la historia del fútbol no hay un lateral tan completo como él. Es bueno que la afición me vea como su sustituto pero quiero hacer mi historia, que me conozcan como Marcelo.

P: Ahora las cosas le van bien, pero ¿hubo un momento en el que pensó en marcharse del Real Madrid?.

R: Nunca. Mi contrato es hasta 2012 y tengo claro en mi mente quedarme en el club más grande. Si me voy a otro equipo es como bajar de escalón. Estoy cómodo aquí. Sabía que podía ser importante para el equipo. Tengo que seguir creciendo para ayudar aún más.

P: ¿Por qué el Real Madrid ha cambiado tanto con Juande Ramos?.

R: Como dijo Pepe estábamos muertos en algunos aspectos y ahora el míster nos ha cambiado mucho. En la parte física por ejemplo se nota. A mi me hizo adelgazar dos kilos y lo noto en los partidos. Ahora controlo más la alimentación.

P: ¿Es imparable el Barcelona?.

R: Seguro que no. Estamos demostrando que aunque vamos por detrás de ellos, aprovechamos el momento en el que tienen un pinchazo. Ahora vienen de jugar un partido intenso ante el Chelsea. Vienen al Bernabéu, luego Champions, Liga. Es una semana en la que podemos aprovechar su bache.

P: Dijo Casillas que al Real Madrid le faltan jugadores competitivos para ganar la Liga de Campeones. ¿Tiene muchos de ellos el Barcelona?.

R: Yo creo que en el Real Madrid también hay muchos. No hace falta que dé nombres. El Barcelona también los tiene. Iker como uno de los capitanes sabe lo que dice. El resto tenemos menos experiencia, escuchamos e intentamos hacer lo que pide.

P: ¿Es el clásico el partido más especial del año?.

R: Seguro. Este clásico va a decidir la Liga. Es un partido increíble. Desde una semana antes todo el mundo te habla de ese día por la calle, me llaman mis amigos desde Brasil. Viví uno espectacular la pasada temporada. Ganamos 4-1 con la afición entregada. Tengo fotos en mi casa de ese día.

P: Ahora más que nunca ¿cree firmemente en la remontada?.

R: Somos un equipo que siempre ha hecho muchas remontadas. Estamos todos confiados en poder lograrla y ganar la Liga.

Roberto Morales