Marcos dice que el Valladolid "irá a ganar" ante el Betis, donde intentarán "sacar de quicio" a los pucelanos

VALLADOLID, 25 (EUROPA PRESS)

El capitán y jugador del Real Valladolid Alberto Marcos dejó hoy claro que el conjunto pucelano, al que le basta un empate para asegurar la permanencia en Primera División, irá el domingo "a ganar" al campo del Betis, en el partido de la última jornada liguera que enfrentará a ambos conjuntos, que se encuentran inmersos en plena lucha por eludir el descenso, tras los resultados acaecidos el pasado sábado.

De hecho, Marcos es consciente del dramatismo que encierra este desplazamiento a la capital hispalense, que el Valladolid podría haber encarado de una forma muy distinta si no hubiera perdido en la anterior jornada (1-2) con el Sporting de Gijón. "Es una final a vida o muerte", señaló

De todo modos, el capitán blanquivioleta asegura que los hombres de José Luis Mendilibar lo darán todo para conseguir el ansiado objetivo de la permanencia. "El equipo está ahora mismo jodido, pensando en lo que se ha fallado, pero a la vez está fuerte. En los últimos partidos está bien físicamente y con la confianza de que el conjunto está bien", precisó.

Sea como sea, el zaguero advierte de que no valen excusas, por lo cual el Valladolid no estará pendiente de los marcadores que se den en los otros choques en los cuales se dirima la permanencia sino que, por contra, se preocupará de afrontar con las mayores garantías la cita con el Betis.

"Lo que está claro es que a Sevilla tenemos que ir a ganar, no podemos pensar en lo que vaya a pensar en otros campos. El empate nos vale, pero en principio tenemos que salir a por la victoria", recalcó.

Por último, el madrileño explicó su punto de vista, acerca del motivo que ha llevado al Valladolid a jugarse toda la temporada en el último partido del año pero, por encima de ello, adelantó, la afición bética estará de forma incuestionable junto a su equipo y, en consecuencia, en contra de los castellanos.

"Cuando lo hemos tenido no lo hemos cogido y, ahora que queremos, no podemos. La verdad es que coinciden demasiadas cosas extradeportivas, pero no quiero pensar en ello. No valen las excusas. El domingo tienen que jugar los que mejor estén y los que sepan dónde vamos a jugar, porque allí nos van a intentar sacar de quicio", apuntó.