Messi en el campo y Maradona en el banquillo, el miércoles en Marsella ante Francia

  • Buenos Aires, 9 feb (EFE).- La selección argentina tendrá en el campo a Lionel Messi y en el banquillo a Diego Maradona el miércoles en Marsella, ante Francia, y será la primera vez que ambos estén, cada uno en lo suyo, asociados en un mismo objetivo.

Messi en el campo y Maradona en el banquillo, el miércoles en Marsella ante Francia

Messi en el campo y Maradona en el banquillo, el miércoles en Marsella ante Francia

Buenos Aires, 9 feb (EFE).- La selección argentina tendrá en el campo a Lionel Messi y en el banquillo a Diego Maradona el miércoles en Marsella, ante Francia, y será la primera vez que ambos estén, cada uno en lo suyo, asociados en un mismo objetivo.

"Lo que quiero es que le den el balón a Messi y que se divierta. Porque si se divierte, todos nos divertimos", dijo "Pelusa" a principios de este mes, en una suerte de anuncio que ilumina la cartelera de este encuentro amistoso.

En un mundillo de presiones agobiantes, Maradona avisa que quiere divertirse, como lo hacía dentro de una cancha, que es, según el ex futbolista argentino Roberto Perfumo, el lugar en el que un hombre siente la libertad como en ningún otro sitio.

Hace unos años, cuando el también argentino Claudio Borghi, campeón del mundo con Maradona en México'86, dirigía al Colo Colo chileno, le preguntaron qué haría si su equipo contratara a Messi, y dijo: "lo primero, tratar de jugar un partidillo con él".

Maradona siente y piensa lo mismo y ha reconocido, tras insistentes y muchas veces forzadas comparaciones, que ve en Messi a su sucesor.

En agosto pasado, en Pekín, cuando Argentina ganaba con el futbolista del Barça el oro el los Juegos Olímpicos, "Pelusa", que todavía no era seleccionador, comentó: ""Si Dios quiere, Lionel tendrá el tiempo para ser el nuevo Maradona y ojalá que me supere, ojalá".

Se da por descontado que el tándem Maradona-Messi o Messi-Maradona encabezará los anuncios del partido en el puerto marsellés y que el director de la transmisión por televisión de este choque tendrá previsto hacer foco en los gestos de Diego ante cada intervención del rosarino en el partido.

Si como se dice habitualmente, el fútbol de estos tiempos está montado para la tele, ese asunto se convertirá en un imperdible capítulo aparte de este choque.

Antes de ello, Maradona y sus jugadores hablarán en el vestuario sobre el encuentro, y de acuerdo a lo comentado por el seleccionador albiceleste, tendría que decirle a Messi lo que Juan Carlos Montes, técnico del Argentinos Juniors en 1976, le expresó a él antes de salir al campo por primera vez en la máxima categoría argentina: "juegue pibe, y haga lo que sabe".

Messi admira a Maradona y viceversa. Los comparan a cada rato. El rosarino está que se sale en una temporada de alto vuelo y al ahora técnico argentino se lo considera uno de los mejores de la historia con el balón en los pies.

Si Messi se divierte y Maradona lo disfruta, es posible que en Francia se escriba una nueva página en la que el talento y la belleza hayan superado a todo lo demás.

Maradona sabe de fútbol y entiende que si ello ocurre sus méritos como seleccionador, en el caso de un resultado positivo, quedarán en un segundo plano. Habla de diversión en un mundillo de presiones porque le entusiasman la pelota y el talento de Messi. Y eso ilusiona.