Messi, el maestro de los goles de falta, ejecuta al Athletic para estar en cuartos


Messi, el maestro de los goles de falta, ejecuta al Athletic para estar en cuartos

Messi, el maestro de los goles de falta, ejecuta al Athletic para estar en cuartos AFP.

Había salvado la eliminatoria en Bilbao. Había arañado el empate en Villarreal y estaba destinado a cerrar el pase a cuartos de final del mismo modo: con una falta directa. Messi apareció en el momento decisivo, una vez más, para marcar el 3-1 con un libre directo cuando el partido se encaminaba a la prórroga. Gracias a su pie izquierdo el Barça está en cuartos. 

Luis Suárez tapa el error arbitral

El Barcelona, que llegaba muy caliente al partido tras los errores arbitrales que le perjudicaron en Liga y en la ida, sabía que tenía que ganar sí o sí para estar en cuartos de final.

El Camp Nou arropó a su equipo desde el minuto uno y los suyos respondieron. La 'MSN' se dedicó a presionar sin descanso, provocando las pérdidas de balón en campo propio del Athletic

Sin embargo, en los primeros 20 minutos las ocasiones brillaron por su ausencia ya que el Athletic plasmó en el terreno de juego la misma estrategia que los azulgranas.

Valverde llevó a su equipo a ejercer la presión en los dominios de Piqué y compañía, y estuvo cerca de salirle bien en una acción de Williams por la derecha que no encontró el remate de Saborit.

Los 'leones' estaban bien plantados en el Camp Nou sabedores de que un gol del Barcelona sería muy complicado de empatar para alcanzar los cuartos de final. 

Un gol que pudo llegar en el minuto 25 de no ser por el error flagrante del cuarteto arbitral. Neymar se desmarcó entre líneas y recibió un pase que le dejó solo ante Iraizoz. El brasileño regaló el tanto a Suárez pero justo en ese momento Gil Manzano decretó fuera de juego.

La imagen detenida muestra que Neymar está en línea con la defensa, algo que el público del Camp Nou supo gracias a los transistores. Pitos y ambiente crispado que ya se puso de manifiesto minutos antes con los cánticos de "Tebas vete ya" y "Piqué, Piqué"

El fuera de juego inexistente de Neymar. El fuera de juego inexistente de Neymar.

El fuera de juego inexistente de Neymar. Captura de vídeo.

Con un Barcelona ya volcado, el gol sí subió al marcador en el minuto 34. Fue una jugada magistral de la 'MSN'. Messi abrió para Neymar en la izquierda, el brasileño llegó al borde del área y puso el centro al segundo palo, donde Suárez ya se había separado de los defensas para conectar una volea espectacular.

Imparable para Gorka Iraizoz el que fue el gol número 100 de Luis Suárez con el Barcelona. Una diana que metía al Barça en cuartos y que ponía a calentar a Aduriz para intentar revertir la situación en la segunda mitad. 

Messi, el maestro del libre directo

La salida del ariete del Athletic en sustitución de Sabin Merino no sirvió para nada al inicio de la segunda mitad a causa de Eneko Bóveda.

Él no quería pero hizo un claro penalti a Neymar tras haberse resbalado. Messi, sabedor de los números goleadores más que mejorables de su compañero, le cedió la pelota a Neymar y este, con 'paradinha' incluida, superó a Iraizoz para hacer el 2-0. 

Neymar e Iniesta celebran el 2-0. Neymar e Iniesta celebran el 2-0.

Neymar e Iniesta celebran el 2-0. Getty Images.

La eliminatoria parecía totalmente de cara para los azulgranas, pero fútbol es fútbol y el primer tiro a puerta del Athletic terminó en el fondo de la red. 

Primer desborde de Elustondo por la derecha que termina en un centro culminado como una obra de arte por Saborit. Su cabezazo picado superó a Cillessen y enmudeció al público culé.

Con el 2-1 el partido estaba condenado a la prórroga aunque quedaba más de media hora por delante. El Barça, tras cinco minutos de asimilación, volvió a coger las riendas del partido.

Jordi Alba, Luis Suárez y Messi tuvieron en sus botas buenas oportunidades para certificar el billete a cuartos, pero como es habitual esta temporada, al Barça le cuesta hacer gol. 

En jugada no iba a ser así que por qué confiar toda la suerte a un libre directo de Messi. En Bilbao y en Villarreal funcionó para rescatar al Barcelona, y además se contaba con el desconcierto que produce cada tiro de Messi de falta a Iraizoz.

El argentino se posicionó en la frontal, Piqué se incrustó en la barrera y el plan salió a la perfección. El central se agachó y Messi coló la pelota por encima de él para pesadumbre de un Gorka paralizado.

El 3-1 de falta de Messi (tercera que marca en tres partidos) hundió al Athletic y clasificó al Barça para cuartos de final de la Copa del Rey. El salvador no ha descansado todavía en 2017.

Follow @Dmarinorr