Messi se lleva los honores en Roma, Ronaldo decepciona

ROMA (Reuters) - El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, dijo que Lionel Messi es el mejor futbolista del mundo después de que el argentino marcara uno de los tantos en la victoria 2-0 sobre el Manchester United en la final de la Liga de Campeones, torneo en el que ha marcado más goles que ningún otro jugador esta temporada.

El partido disputado en el estadio Olímpico de Roma estaba considerado como un duelo entre el argentino y el portugués Cristiano Ronaldo, delantero del United, para ver cuál de los dos es el mejor del mundo.

Ronaldo no pudo mostrar su nivel más allá de algunas ocasiones de peligro en el inicio del partido, mientras que Messi destacó al poner el 2-0 que elevó a nueve sus tantos en el campeonato.

Con esta final y el resto de sus éxitos en la temporada 2008-2009, en la que también ha ganado con el Barça la Liga y la Copa del Rey, Messi aumentó sus posibilidades de llevarse el premio al Jugador del Año de la FIFA.

"Éste es el triunfo más importante de mi vida", dijo Messi a los periodistas.

"Soy el hombre más feliz del mundo y estoy feliz por mí, por mi familia y mi país", añadió el delantero.

Por su parte, Guardiola dijo que el nivel de Messi esta temporada ha sido sobresaliente.

"Si hubiéramos perdido, mi opinión sobre él no hubiera cambiado. Para mí, es el mejor del mundo. Me imagino que ya estarán inscribiendo su nombre en el Balón de Oro. No necesitamos que gane nada para que sepamos lo bueno que es", destacó.

Las cosas podrían haber sido diferentes si la falta que tiró Cristiano Ronaldo en el minuto dos hubiera llegado a la red. Además de esa, el portugués tuvo otras ocasiones que desperdició antes de ser amonestado cerca del final por una fuerte falta contra el capitán culé, Carles Puyol.

"Es la mayor decepción de mi carrera", afirmó Ronaldo.

Tras el final del partido, el portugués fue muy silbado por los hinchas del Barça cuando fue a recibir su medalla.

"No tengo problemas con nadie ni los tendré. Fueron situaciones del juego", dijo cuando le preguntaron por el encontronazo con Puyol.

Por su parte, el entrenador del United, Alex Ferguson, dijo que la decisión de Guardiola de hacer retroceder a Messi en el campo hizo las cosas más difíciles para su equipo tras el gol del camerunés Samuel Eto'o en el minuto 10.

Messi dio 51 pases, de los que el 84 por ciento llegó a destino, frente a los 31 de Ronaldo y su 68 por ciento de precisión.

"El cambio de posición de Messi nos hizo difícil que pudiéramos quitarle el balón", destacó Ferguson.