Miles de aficionados se congregan junto al Ayuntamiento para recibir como campeones a los jugadores del Athletic

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS)

Los jugadores del Athletic Club fueron recibidos esta tarde como auténticos campeones por miles de aficionados que se agolparon frente al Ayuntamiento de Bilbao y que siguieron el recorrido del subcampeón de Copa en autobús desde el Puente de San Antón hasta el Consistorio, donde fueron recibidos por el alcalde Iñaki Azkuna.

La plantilla rojiblanca llegó al Consistorio bilbaíno al filo de las 19.10 horas, en el autobús oficial del club por deseo expreso de los jugadores, que consideraban desproporcionado realizar el recorrido en un autocar descapotable como había previsto los organizadores del recibimiento. Eso sí, recorrieron a pie los últimos metros hasta llegar al Ayuntamiento para saludar a sus aficionados.

Los jugadores y el cuerpo técnico del Athletic fueron agasajados en el Salón Árabe del Ayuntamiento por la Corporación Municipal, con el alcalde de la Villa, Iñaki Azkuna, al frente de la misma, y quien dijo que les vio "con mejor cara que antes de ayer" tras caer derrotados en la final ante el FC Barcelona.

El primer turno de palabra fue para el presidente de la entidad, Fernando García Macua, que admitió un "doble sentimiento", primero "de agradecimiento", y, en segundo lugar, "de pena y frustración tremendo" por "no haber podido saldar la deuda" con la afición que les apoyó durante todo el desarrollo de la competición liguera.

"Por eso, junto al agradecimiento os pedimos perdón porque estuvisteis a la altura de las circunstancias, y nosotros, intentándolo hasta el final y dando la cara, no fuimos capaces de traernos la Copa, pero os prometemos que vamos a seguir intentándolo con el máximo esfuerzo, el máximo tesón, trabajando día a día para hacer posible traer la Supercopa", aseguró el máximo mandatario de la entidad rojiblanca.

Por su parte, Iñaki Azkuna prometió "no quitar" al equipo "mucho tiempo" para poder concentrarse en el partido contra el Espanyol, y recordó que no tienen que "pedir perdón". Destacó además que este recibimiento "no es sólo un homenaje a los jugadores, cuerpo técnico, y a la directiva por ser subcampeones, sino es un homenaje a una afición que ha esperado 25 años, unos para poder ir a Valencia, y otros para vibrar y sufrir en Bilbao". "A esa afición extraordinaria quiere rendir homenaje el alcalde de Bilbao", finalizó.

A continuación, la plantilla al completo, encabezada por su entrenador, Joaquín Caparrós, y su capitán, Joseba Etxeberria, salió a la balconada de la Casa Consistorial, desde donde saludaron a la enorme multitud de aficionados que se concentraba en los aledaños.

"Sentimos profundamente no haberos traido la Copa, pero mucho más importante que tener una copa es teneros a vosotros", aseveró el jugador guipuzcoano ante el público, a la vez que agradeció su gran ánimo y apoyo, y finalizó su intervención con un: "Aupa Athletic".

Por su parte, Caparrós también quiso "pedir perdón" por no haberles podido "brindar la Copa", pero les "garantizó que los futbolistas, todo el cuerpo técnico y toda la gente del Athletic" van a "trabajar día y noche para que el año que viene" vuelvan al ayuntamiento "con la Copa".

Seguidamente, otros miembros de la plantilla rojiblanca como Toquero, Iraola, Yeste, Gurpegi e Iraizoz dirigieron una palabras a sus aficionados que les jalearon constantemente en sus intervenciones.

Tras esto, la plantilla y su directiva se dirigieron a la Diputación Foral de Bizkaia para recibir el reconocimiento del diputado general, José Luís Bilbao, en nombre de toda la provincia.

La plantilla, que se juntó con la afición bilbaína, se dio todo un baño de multitudes después de haber hecho vibrar a su afición como hacia tiempo, aunque la guinda no fuera completa por el potencial exhibido en Mestalla por el FC Barcelona.