Oliveira: "En mi casa nadie me quita el pan de la mesa; no puedo perder"

  • Sevilla, 26 may (EFE).- El delantero brasileño del Betis Ricardo Oliveira ha asegurado ante el último partido del liga ante el Valladolid, en el que el equipo andaluz se juega la permanencia: "En mi casa nadie me quita el pan de la mesa; no puedo perder. Nos jugamos nuestro orgullo, nuestra vida"

Sevilla, 26 may (EFE).- El delantero brasileño del Betis Ricardo Oliveira ha asegurado ante el último partido del liga ante el Valladolid, en el que el equipo andaluz se juega la permanencia: "En mi casa nadie me quita el pan de la mesa; no puedo perder. Nos jugamos nuestro orgullo, nuestra vida"

El jugador verdiblanco ha precisado que la situación del Betis no le recuerda en nada a la que vivió el año pasado con el Zaragoza, que descendió, porque entonces el cuadro aragonés no dependía de sí mismo ni jugaba en casa.

"Dependemos de nosotros mismos, jugando en nuestro campo y con nuestra afición. En Zaragoza no dependíamos de nosotros y jugábamos en Mallorca. Era totalmente diferente. Estoy confiado", dijo el futbolista bético.

Oliveira ha añadido: "tiene que dar igual lo que pase en otros campos. El que esté pendiente de los otros partidos se equivoca porque es el Betis el que tiene el partido definitivo para conseguir la permanencia".

El delantero ha reconocido reconoció que tras el encuentro de La Rosaleda ante el Málaga (1-1): "sentí enfado y tristeza porque el Betis merecía los tres puntos, los jugadores hicieron un esfuerzo muy fuerte, marcando un gol y trabajando mucho" y ha indicado que pese a no lograr la victoria cree que el equipo ha mejorado "en el sentido de grupo, de estar juntos, de sacrificio".

Oliveira ha negado que llorase en Málaga pero sí ha reconocido: "estaba triste por no salir, por hacer sufrir a mi familia. Es un momento duro" y ha apuntado sobre cuando pase el último choque liguero: "al final del partido, cuando consigamos el triunfo, habrá mucho tiempo para que la directiva, los técnicos y nosotros hagamos balance".

Sobre las quejas de la afición, Oliveira ha dicho: "hay quienes piensan que los jugadores no sufren, que no quieren ganar, que da igual lo que pase, y eso no es verdad", y ha relatado que él cuando pierde un partido se queda encerrado en casa para no escuchar cosas desagradables.

"He tocado lo más alto en el fútbol, pero siempre tuve los pies en la tierra. Entiendo que la gente está sufriendo, pero el domingo necesitamos su apoyo. Cuando termine, que creo que vamos a lograr la permanencia, que la gente haga lo que crea", agregó.

Oliveira ha precisado que no está decepcionado ni arrepentido por haber fichado por el Betis enero, y ha indicado: "tomé una decisión familiar en un momento en el que tenía muchas ofertas mejores económicamente que la del Betis. Dios quiso que volviera a este equipo".