Olympique de Marsella y Werder Bremen logran su pase a los cuartos de final

MADRID, 18 (EUROPA PRESS) El Olympique de Marsella selló su pase a los cuartos de final de la Copa de la UEFA gracias a un gol en la prórroga que deja fuera al Ajax de Amsterdam, mientras que el Werder Bremen hizo lo propio firmando el empate en Saint Etienne y haciendo valer la victoria cosechada en la ida. El equipo de Marco van Basten, que cumplía hoy 109 años, logró equilibrar la serie con un 2-1 en el tiempo reglamentario. Luis Suárez, autor de los dos pases que dieron origen a los goles de los 'ajjacied', hizo valer sus galones de capitán. Sin embargo, el protagonismo en la prórroga correspondió a Tyrone Mears, autor del gol que dio el triunfo a los franceses. En el minuto 20 de la prolongación, el defensor inglés remató de cabeza un pase de Samassa para darle la victoria a los de Erik Gerets. Habían comenzado adelantándose los holandeses con un gol de Enoh, pero a los dos minutos el Marsella ya había igualado de la mano de Niang. Sulejmani en el 74 marcó el gol que envió el partido a la prórroga, donde acabaría cayendo el Ajax. Mientras tanto, el Werder Bremen hizo valer la victoria por la mínima cosechada en el partido de ida y logró la clasificación a pesar de no poder pasar del empate en Francia (2-2). En apenas media hora, los de Thomas Schaaf dejaron solucionado su pase a los cuartos de final con los goles de Prodl y Pizarro, que pusieron lejos del alcance de los galos cualquier posibilidad de sorpresa. A pesar de la dificultad de la empresa, los galos lucharon y firmaron un empate con el que se despiden de Europa. Benalouane en el 64 y Grax en el tiempo de descuento maquillaron un resultado que no evita la eliminación de su equipo y da la clasificación a un Werder Bremen que sigue firme en la UEFA tras haber acabado en octavos con el Milan. Por su parte, el equipo de Alain Perrin ve cómo se acaba el sueño de la competición europea, que hasta el momento había sido una vía de escape para su desastrosa situación en la Ligue 1. En el campeonato doméstico, los 'stéphanois' ocupan posiciones de descenso, aunque empatados a 29 puntos con el Sochaux.