Pepe podría ser sancionado entre seis y diez partidos

  • Madrid, 22 abr (EFE).- El portugués Pepe, defensa del Real Madrid, podría ser sancionado con entre seis y diez partidos por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, que se reunirá el próximo viernes, una vez completada la trigésima segunda jornada de Liga.

Madrid, 22 abr (EFE).- El portugués Pepe, defensa del Real Madrid, podría ser sancionado con entre seis y diez partidos por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol, que se reunirá el próximo viernes, una vez completada la trigésima segunda jornada de Liga.

El zaguero luso de origen brasileño agredió al centrocampista del Getafe Francisco Javier Casquero tras cometer penalti a dos minutos del final del duelo disputado en el estadio Santiago Bernebeu. Además, Pepe propinó un puñetazo al uruguayo Juan Ángel Albín y también insultó a los árbitros al abandonar expulsado el terreno de juego.

Todo ello fue reflejado en el acta por el árbitro Delgado Ferreiro, del Comité Vasco.

La sanción al defensa del Real Madrid tiene asegurado un partido por la acción sobre Casquero. El empujón en la espalda para evitar una ocasión manifiesta de gol. A partir de aquí, la interpretación de Competición determinará una suspensión añadida de cuatro a doce encuentros por las agresiones a Casquero y Albín.

El artículo 122 f) de los Estatutos Federativos establece un castigo de cuatro a doce partidos para situaciones como la de "agredir a otro sin producir lesión, ponderándose como factor determinante del elemento doloso, necesario en esta infracción, la circunstancia de que la acción tenga lugar estando el juego detenido o a distancia tal de donde el mismo se desarrolla que resulte imposible intervenir en un lance de aquél".

No obstante, la sanción puede ser aún mayor, hasta el doble, si el Comité de Competición interpreta por separado ambas acciones -las patadas a Casquero y el puñetazo a Albín- y no las considera como una "agresión continuada".

Junto a estos hechos, la acción de penalti y las agresiones, Pepe se somete a la decisión de Competición sobre su actitud al abandonar el terreno de juego. El defensa del Real Madrid insultó a los árbitros tal y como refleja el acta del partido. La interpretación de este hecho como "actitud injuriosa o de menosprecio" prevé sanciones de uno a tres partidos. Si la valora como insulto podría ser suspendido de cuatro a doce encuentros.

Como atenuante el defensa del Real Madrid cuenta con el "arrepentimiento espontáneo" que ofreció tras el partido, cuando pidió públicamente perdón a Casquero y al árbitro. Sin embargo, esta situación no consta en el acta.