Preciado dice que "se ha escapado una oportunidad" y que quedan "tres finales"

  • Almería, 10 may (EFE).- Manuel Preciado, técnico del Sporting de Gijón, ha lamentado hoy que con la derrota ante el Almería (3-1) "se ha escapado una oportunidad" para evitar el descenso, y que ahora a su equipo le "quedan tres finales".

Almería, 10 may (EFE).- Manuel Preciado, técnico del Sporting de Gijón, ha lamentado hoy que con la derrota ante el Almería (3-1) "se ha escapado una oportunidad" para evitar el descenso, y que ahora a su equipo le "quedan tres finales".

"Hay que seguir con la misma fe y pensar en que nos quedan tres finales, seguimos dependiendo de nosotros y no debemos atenazarnos, como nos ha pasado hoy" ha indicado el técnico del conjunto asturiano.

Para Preciado, el equipo "tiene que recuperar esa confianza que ha perdido y tiene que hacerlo ya. Tiene que ser ahora".

El preparador cántabro ha reconocido que "el Almería ha ganado bien", y también que su equipo ha estado "dubitativo" y no ha estado "concentrado y el Almería ha jugado bastante bien, sobre todo en ataque".

Además, sí dejó claro que "esta derrota complica las cosas. Nos quedan tres partidos para intentar salvarnos. Si no lo conseguimos es porque no lo merecemos".

El mexicano Hugo Sánchez, por su parte, ha dicho que esta contento por el triunfo "por los tres puntos, que matemáticamente dan la permanencia".

"Afortunadamente, este triunfo nos da la confirmación absoluta de que estamos pensando en ocupar un lugar más alto posible en la clasificación y estamos por ver hasta dónde nos alcanza la gasolina" ha agregado.

El técnico ha valorado esta etapa en el Almería como positiva: "entrenar al equipo jugando bien, con una idea muy definida, que costó trabajo y hubieron algunos altibajos. El tiempo hizo que el equipo estuviera en bloque, tanto en defensa como en ataque, y la imagen que se ha dado, sobre todo en casa, fue la de que fuimos más prácticos".

El relato del partido que ha hecho Hugo Sánchez hablaba de un primer tiempo en el que "ellos se fueron arriba en el marcador y la cosa se nos complicó un poco".

"No hubo nerviosismo, pero sí malestar porque en tu casa vengan a anotarte un gol. El equipo se puso más intenso, hubo más concentración y en el segundo tiempo estuvimos mejor, creando bastantes ocasiones de gol", apostilló.