Preciado pendiente de la banda izquierda tras la baja de Castro y la duda de Canella

  • Gijón, 16 abr (EFE).- La banda izquierda es el principal problema que deberá solventar el entrenador del Sporting, Manolo Preciado, para el partido del próximo domingo ante el Betis, ya que a la baja de Diego Castro, por sanción, se une la duda de quién será el lateral zurdo, toda vez que la recuperación de Canella es más lenta de lo previsto y José Ángel no llegará hasta el sábado tras su paso pro la selección sub-20.

Preciado pendiente de la banda izquierda tras la baja de Castro y la duda de Canella

Preciado pendiente de la banda izquierda tras la baja de Castro y la duda de Canella

Gijón, 16 abr (EFE).- La banda izquierda es el principal problema que deberá solventar el entrenador del Sporting, Manolo Preciado, para el partido del próximo domingo ante el Betis, ya que a la baja de Diego Castro, por sanción, se une la duda de quién será el lateral zurdo, toda vez que la recuperación de Canella es más lenta de lo previsto y José Ángel no llegará hasta el sábado tras su paso pro la selección sub-20.

El propio Canella ha reconocido sus dudas a propósito de poder viajar a Sevilla y está un tanto desmoralizado tras llevar ocho jornadas consecutivas fuera del equipo debido a dos lesiones seguidas, primero una rotura fibrilar y luego un esguince en un tobillo.

Preciado no ha dado muchas pistas en el entrenamiento de esta tarde, ya que no pudo contar con ninguno de los dos laterales zurdos mientras que para sustituir a Diego Castro baraja las opciones de Kike Mateo y Maldonado.

El entrenador rojiblanco ha ordenado el clásico partidillo de los jueves pero al contrario que hasta ahora sólo jugó dos tiempos en lugar de los tres habituales y en ellos ha alineado a Luis Morán, Kike Mateo y Maldonado aunque haciéndoles variar su posición a lo largo del entrenamiento.

Maldonado está especialmente ilusionado en poder ser titular ante el Betis, equipo en el que desarrolló la mayor parte de su carrera y al que se enfrentaría por primera vez en un encuentro, además de gran importancia para los dos equipos.

Canella protagonizó la anécdota de la tarde, ya que Preciado decidió que no participase en el partidillo pero para que trabajase físicamente le encargó el arbitraje, tarea que habitualmente realiza el segundo entrenador, Iñaki Tejada.

Además de la incógnita en la banda izquierda, Preciado no ha despejado las duda sobre si las tres derrotas consecutivas encajadas por el equipo van a conllevar más cambios, especialmente en la defensa, ya que en el centro del campo la lesión de Matabuena deja a Michel y Diego Camacho como las principales opciones para los puestos de medio centro.