Raúl, tras recoger la medalla de la ciudad: "Madrid se merece los Juegos en el 2016"

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, valoró hoy la "honradez y laboriosidad" de los cuatro galardonados con las Medallas de Oro de la Ciudad --Raúl González, Joaquín Sabina, José Tomás y Paloma O'Shea--, que fueron los protagonistas de un multitudinario acto al que estaban invitadas unas 400 personas, según fuentes municipales, y con el que se estrenaba por fin el nuevo y flamante patio del Palacio de Telecomunicaciones.

El primer edil recordó que la entrega de medallas era para celebrar "los valores de la honradez y la laboriosidad, el diálogo entre lo individual y lo social, entre los proyectos de vida particulares y los programas de progreso comunes". Además, consideró que el trabajo de los premiados es "un prodigio de exigencia cuya recompensa" disfruta toda la sociedad.

Durante la ceremonia, los cuatro invitados estrella vieron las opiniones de algunos de sus amigos más cercanos en un vídeo preparado por los servicios municipales, tras lo cual Gallardón les impuso la medalla de oro. La primera en subir al escenario fue la "rigurosa" humanista Paloma O'Shea, creadora de la Fundación Albéniz o la Escuela Superior de Música Reina Sofía, entre otras.

"Este reconocimiento es una gran ilusión que quiero compartir con mis colaboradores y alumnos, y recibirlo en un día como hoy, San Isidro, es lo más bonito", reconoció ella, visiblemente emocionada.

Por su parte, el capitán del Real Madrid, Raúl González, a quien el alcalde calificó de "batallador y gran líder" y de quien destacó su "coraje" y su "inacabable palmarés de victorias y partidos para el recuerdo".

El madridista, emocionado, expresó su "gran ilusión" por recibir la distinción de la ciudad que le vio nacer, recordó sus orígenes humildes en la Colonia Marconi y aseguró que portará esta medalla "con mucho orgullo y responsabilidad".

"Quiero apoyar de nuevo a nuestra ciudad, a la candidatura olímpica de Madrid donde se ha hecho un gran trabajo. Madrid se lo merece, y desde aquí mi compromiso para ayudar para que en el 2016, Madrid sea sede olímpica", apuntó el delantero, que es 'Mensajero' de la candidatura madrileña.

LOS DOS ATLÉTICOS

En cuanto a Sabina, el "irónico hombre de las mil máscaras" de "pose donjuanesca, alma romántica y tronada y cráneo privilegiado", bromeó con que "por una Medalla de Madrid merece la pena hasta madrugar" y definió a la capital como "el mapa del deseo, el terreno de sueños entre Babilonia y el Paraíso terrenal".

"Yo fui un niño de provincias que soñaba con conquistar una ciudad que es fácil, porque se deja conquistar desde el momento en que pones un pie en Atocha", añadió el cantante, que hacia el final de su intervención tornó las bromas --"Sé lo difícil que habrá sido encontrar a quien hable bien de mí. Yo creo que ahí han funcionado los sobres"-- en una sincera emoción.

Por último, el diestro José Tomás, "valeroso y lúcido", explicó que "para un torero lo importante es salir por la puerta grande, hacer una buena faena, triunfar en una feria" pero que "raramente se sueña o se busca recibir la Medalla de Oro" de su ciudad. "Gracias al toreo porque me permite expresar mis sentimientos", añadió, antes de agradecer también a su abuelo que le introdujera en este mundo que ahora es su vida.

Gallardón, por su parte, se lamentó de que "la historia de amor entre José Tomás y Madrid se haya visto interrumpida este año", aunque se mostró convencido de que "no se puede romper". "Se trata de un hombre, de un torero, de un artista con orgullo que no deja sitio a la vanidad, de corazón caliente y sangre fría con creces derramada", dijo.

Antes de dar paso al cocktail, la pianista Rosa Torrespardo ofreció un mini-concierto con dos piezas de Isaac Albéniz, cuyo centenario se celebra este año.

SERRAT, BOLUDA, LISSAVETZKY, ENTRE LOS INVITADOS

El nuevo patio del Palacio de Cibeles fue el escenario de esta celebración. Sus casi 2.800 metros cuadrados fueron ocupados con sillas para el acto y con mesas para poder realizar el cocktail. Además, todos los invitados admiraron los 3.000 metros cuadrados de bóveda que cubre este antiguo aparcamiento de furgonetas de correos, y que está construida con 1.919 triangulitos de más de un metro de lado. La altura máxima del techo es de 30 metros, sujetados por 36 puntos de apoyo, aunque la media es la de la cornisa original del edificio, a unos 21 metros de altura.

La entrada a este especial recinto estaba marcada por una alfombra azul que cruzó, entre los primeros en llegar, el presidente de Honor del PP, Manuel Fraga, quien consideró un "gran acierto" la obra de la sede municipal como "representación de lo que es el Madrid actual" y consideró que "todos los premiados son de gran categoría".

Además, mientras que la Corporación municipal estaba representada por prácticamente todos los concejales, encabezados por los portavoces Manuel Cobo (PP), David Lucas (PSOE) y Ángel Pérez (IU), además del alcalde y de la teniente de alcalde, Ana Botella; por parte de la Comunidad de Madrid acudieron al evento el vicepresidente, Ignacio González, que opinó que los galardonados son "personas muy vinculadas a Madrid y gran ejemplo para los madrileños", así como los consejeros de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, y de Infraestructuras, Ignacio Echeverría.

En cuanto a los representantes a nivel nacional, estuvieron en Cibeles la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde; el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavezky; y la delegada del Gobierno en Madrid, Amparo Valcarce. Asimismo fueron a la cita los portavoces del PP e IU en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría y Gaspar Llamazares, respectivamente.

También asistieron la diputada regional Cristina Cifuentes; el secretario general del PSM, Tomás Gómez; y el líder de UGT, Cándido Méndez, así como el de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez. Quien no pudo acudir a Cibeles fue la presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, que, como le sucedió a Gallardón en las fiestas del 2 de Mayo, cuando estaba de viaje en Milán con la candidatura, hoy no pudo asistir a la entrega de medallas por un compromiso fuera de la ciudad.

El mundo empresarial estuvo representado por los presidentes de la Cámara de Comercio, Salvador Santos Campano, y de CEIM, Arturo Fernández; el judicial, por el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Francisco Javier Vieira; el fiscal superior de Madrid, Manuel Moix; la presidenta de la Audiencia de Madrid, Ana Ferrer; y el de la Audiencia Nacional, Ángel Juan. Además, también hubo representantes del cuerpo militar, y el obispo auxiliar Juan Antonio Martínez Camino en representación de la Iglesia.

Finalmente, la cultura contó con la presencia de Almudena Grandes, Joan Manuel Serrat y Caballero Bonald, mientras que el deportivo tuvo al presidente del Real Madrid, Vicente Boluda, y la consejera-delegada de Madrid 2016, Mercedes Coghen. En cuanto a la historia de la ciudad la representaron el ex alcalde Juan Barranco, y el ponente constituyente Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón.