Requisan la villa napolitana de Cannavaro por "abuso en la construcción"

  • Roma, 14 may (EFE).- La Justicia italiana ha ordenado el secuestro de la villa que el jugador italiano del Real Madrid Fabio Cannavaro tiene en el barrio napolitano de Posilipo (sur), próximo al mar, por supuesto abuso en la construcción en entorno natural, informa hoy el diario "La Repubblica".

Requisan la villa napolitana de Cannavaro por "abuso en la construcción"

Requisan la villa napolitana de Cannavaro por "abuso en la construcción"

Roma, 14 may (EFE).- La Justicia italiana ha ordenado el secuestro de la villa que el jugador italiano del Real Madrid Fabio Cannavaro tiene en el barrio napolitano de Posilipo (sur), próximo al mar, por supuesto abuso en la construcción en entorno natural, informa hoy el diario "La Repubblica".

Según el diario, el internacional italiano, quien pretende volver a finales de temporada a su país para jugar con el Juventus, es uno de las cinco personas que la Fiscalía napolitana está investigando por un supuesto delito de "abuso en la construcción" en la colina de Posilipo.

Entre los supuestos abusos cometidos en la villa de Cannavaro figuran una piscina de 25 metros, un muro blanco que esconde la casa y diez metros cuadrados de más construidos en la zona este de la propiedad del jugador que pueden dañar el entorno paisajístico del lugar y que se levantaron tras una reforma de la propiedad.

Esta no es la primera vez que se pide el secuestro de la villa de Cannavaro, pues ya hace dos años la Fiscalía napolitana solicitó que se requisara la propiedad, posibilidad que denegó la magistrada Anna Grillo.

Después de ser rechazada la instancia del fiscal, las investigaciones sobre la propiedad del futbolista prosiguieron y la Policía encontró nuevas alteraciones en la construcción de la casa, que domina el golfo de Nápoles y desde la que se puede contemplar el Vesubio y la isla de Capri.

Según el diario, el fiscal Giuseppe Novello ha aportado ahora nuevos motivos para el secuestro de la propiedad, que han sido aceptados por el magistrado Alessandro Buccino Grimaldi.

La villa de Cannavaro "corre el riesgo de ser demolida y reconstruida según el viejo proyecto", dice el periódico.