Roma se blinda ante la llegada de miles de seguidores para la final

ROMA, 21 (EUROPA PRESS/Gloria Moreno)

Las autoridades italianas están ultimando los preparativos para blindar la ciudad de Roma, que la semana que viene será 'invadida' por miles de seguidores del FC Barcelona y el Manchester United con ocasión de la final de la 'Champions League'.

Los cientos de agentes de los distintos cuerpos policiales italianos que se desplegarán en la capital italiana contarán con la colaboración de una treintena de policías extranjeros -15 españoles y 15 británicos-, algunos de los cuales vigilarán las calles vestidos de paisano para informar a sus colegas italianos sobre la presencia de grupos de seguidores considerados especialmente peligrosos.

"Lo hemos organizado todo partiendo de un principio compartido de colaboración con la Policía española e inglesa", explicó el portavoz del Centro Nacional de Información sobre las Manifestaciones Deportivas de Italia, Roberto Massucci.

Las autoridades italianas han diseñado su plan especial de seguridad en base a la experiencia de otras ciudades, tales como París, Moscú o Estambul, que han acogido eventos deportivos similares en el pasado, concretó Massucci.

El vicecuestor de la Jefatura Superior de Policía de Roma, Marcello Cardona, aseguró que las fuerzas del orden "no infravaloran" los "riesgos" para la seguridad que conlleva este "entusiasmante" evento deportivo, "a pesar de las buenas intenciones con que vendrán a Roma muchas personas".

Cardona también defendió la capacidad de Roma para albergar una final como esta, "tal y como ha sabido demostrar en el pasado con ocasión de otras manifestaciones deportivas de alto nivel".

El vicecuestor italiano respondió así a las críticas publicadas ayer por la prensa británica, que cuestionó la idoneidad de Roma para acoger un evento de estas características, definiéndola como "la ciudad de los cuchillos".

PROHIBICIÓN VENTA DE ALCOHOL

Para canalizar a los seguidores, las autoridades romanas han establecido dos puntos de referencia distintos que serán 'Cipro' para los barcelonistas y 'Piazzale delle Canestre' para los seguidores del Manchester. Además de la numerosa presencia policial, muchas zonas del centro histórico prohibirán la venta de bebidas alcohólicas.

Además, por primera vez en la historia de la 'Champions', los billetes para entrar en el estadio Olímpico de Roma serán tarjetas dotadas de un microchip y un código de barras con las que será posible identificar a cada uno de los seguidores. Además de entrar en el estadio, la tarjeta permitirá a sus usuarios acceder gratis a los servicios de transporte públicos, a los Museos Capitolinos y al Ara Pacis.

Esta tarjeta-billete es nominal, tal y como exige la normativa italiana, y no podrá ser utilizada por personas distintas a su titular. Además, los organizadores advirtieron que, una vez activada, no se admitirán cambios de nombre y todas tendrán que haber sido activadas 48 horas antes del partido.

Este sistema ha sido experimentado en Italia con anterioridad y su éxito ha sido "del 100%". Además permite descubrir con más facilidad los billetes falsos, aseguró Massucci. Aun con todo, no se descarta que algunos de los seguidores acudan a Roma con entradas fraudulentas. De hecho "quien haya comprado billetes a través de canales no oficiales podría tener problemas", advirtió.

Los jugadores del Manchester United llegarán a Roma el lunes, un día antes que los del Barça. El equipo inglés se hospedará en el hotel Exedra, que está ubicado en la céntrica Piazza della Repubblica, mientras que el Barça lo hará en el Grand Hotel, situado en la prestigiosa via Veneto.