Salgado confía en la remontada

MADRID, 24 (EUROPA PRESS) El lateral gallego del Real Madrid, Míchel Salgado, no esconde su ambición y su deseo de poder superar al FC Barcelona, ya que cree que los seis puntos de distancia que tienen los blaugrana es "una distancia buena", al tiempo que espera que el partido en el Bernabéu se decida el título liguero. "Viene un momento importante para el Barcelona, porque en el Bernabéu se pueden jugar la Liga. No creo en la crisis, sino en una Liga larga como la española, donde se pasan por momentos buenos y malos. El Barcelona ha tenido un bajón y estamos en una distancia buena, ahora tenemos toda la semana para trabajar y creo que este sprint final es bueno para nosotros", subrayó uno de los capitanes del conjunto madridista. Míchel Salgado, sin embargo, es consciente de que el "nivel del juego del Barcelona es muy alto", pero apela al buen momento de su equipo. "El Real Madrid tiene otras virtudes. Tenemos que explotar lo nuestro y no ver el juego del Barcelona y cómo trabajar nosotros para ser campeones de Liga", recalcó. Además, confesó que en la relación que mantienen Guti y Juande Ramos hay "desencuentros". "Creo que es un desencuentro como el que se puede dar con otro entrenador, pero que se arreglará", deseó. Por otro lado, el veterano defensa apuntó que hay que "ser autocríticos" tras la eliminación, de nuevo, en los octavos de final de la Liga de Campeones. "No hemos sabido jugar a doble partido y en eliminatorias donde no hay margen error. Donde sí hay margen de error, hemos respondido bien, increíble en todos los sentidos. En 'Champions' no hemos estado bien y el mínimo error te pone fuera", subrayó. "Hay que ser autocríticos, ésta era nuestra asignatura pendiente y espero que con la madurez de estos años, el equipo vuelva el año que viene a volver a saber jugar este tipo de competición, que es básica para el Real Madrid", recalcó el zaguero, subrayando que tienen "más virtudes para competiciones a largo plazo que en una eliminatoria a doble vuelta". A nivel personal, el defensa no esconde que le gustaría contar con más minutos por parte de Juande Ramos. "Mi único pensamiento está en ganar la Liga y convencer al míster para que cuente conmigo, porque creo que todos somos necesarios", señaló sobre su futuro. "A todos nos gusta jugar todos los partidos. Las situaciones en la vida vienen así, iba a llegar el momento en el que sería menos importante, esto te lo da la propia vida. Mi carácter no es de aguantar esto, pero el bien común del equipo está por encima de lo personal. Cuando acabe la temporada seré yo quien analice y ver si sigo un año más o no", confesó. "NOS PREOCUPA LA IMAGEN DEL REAL MADRID". Por otro lado, uno de los capitanes blancos reconoce que a la plantilla no le "preocupan" ni la Asamblea ni las próximas elecciones. "Después de todo lo que hemos pasado, nos da igual y no nos preocupa el tema de la Asamblea. Sí nos preocupa que la imagen del Real Madrid sea la imagen del gran club que siempre ha sido. Esperemos que se haga bien y que la imagen del Madrid quede bien para todo el mundo porque la anterior no salió como se esperaba y la imagen del club quedó dañada", se sinceró. Por eso, se mantienen al margen. "No es un tema nuestro, a los jugadores no nos afecta para nada. Hemos tenido todo tipo de problemas y estamos centrados en lo deportivo, lo que sí nos importa es que la imagen sea la de un club serio, la del Real Madrid", recalcó el gallego. Cuestionado por la presencia de su compañero Raúl González Blanco en la selección, Salgado confesó que pensaba que su capitán estaría en la lista para el partido del sábado ante Turquía. "Siendo sincero creía que Raúl iba a ir en esta convocatoria", concluyó.