Sao Paulo rechaza oficialmente disputar partidos de la Libertadores en México

  • Río de Janeiro, 8 may (EFE).- El club Sao Paulo brasileño le envió hoy un comunicado a la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) en que rechaza oficialmente la posibilidad de disputar un partido de la Copa Libertadores en México, debido al temor del contagio de la gripe A en ese país.

Equipos de México amenazan con dejar la Libertadores si no actúan en el país

Equipos de México amenazan con dejar la Libertadores si no actúan en el país

Río de Janeiro, 8 may (EFE).- El club Sao Paulo brasileño le envió hoy un comunicado a la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) en que rechaza oficialmente la posibilidad de disputar un partido de la Copa Libertadores en México, debido al temor del contagio de la gripe A en ese país.

El partido entre el Chivas mexicano y el Sao Paulo, correspondiente a la ida de los octavos de final de la Libertadores que estaba programado para esta semana en México, fue aplazado debido a la enfermedad, pero la Conmebol, ante las informaciones oficiales de que la situación ya no es tan grave, estudia la posibilidad de confirmarlo para la próxima semana en Guadalajara.

El Sao Paulo "repudia vehemente cualquier posibilidad de que sea designada la realización de ese partido en la ciudad mexicana de Guadalajara o en cualquier otro local del territorio mexicano ante la gran incidencia de contaminación de personas por el virus de la gripe A", señala el mensaje transmitido a la Conmebol.

"El riesgo al que se exponen los deportistas del Sao Paulo y su comisión técnica no es una simple suposición", agrega el comunicado del campeón brasileño al citar las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según las cuales, la enfermedad ha provocado 42 muertes y 1.112 casos confirmados en México.

El club le pidió a la Conmebol que también tenga en cuenta que el equipo tendrá que cumplir las medidas preventivas adoptadas por las autoridades brasileñas a su regreso a Sao Paulo, lo que, alega, puede perjudicar su calendario de entrenamientos o de compromisos oficiales en Brasil.

Sao Paulo señaló que, pese a confiar en la responsabilidad con que las autoridades mexicanas están tratando el asunto, no considera conveniente que sus jugadores se expongan "al contacto natural con miles de personas que asistirían al evento deportivo en México".

El campeón brasileño, tras manifestar solidaridad con el pueblo mexicano por la grave situación que atraviesa, pidió que el partido sea transferido a otro país y que la decisión sea comunicada lo más rápido posible para tener tiempo de preparar el viaje.

En su nota, el club alegó que el rechazo a jugar en México ya había sido manifestado por los presidentes tanto de la Confederación Brasileña de Fútbol como de la Asociación Uruguaya.

Además del partido entre el Sao Paulo y el Chivas, también está pendiente el compromiso entre el Nacional uruguayo y el San Luis mexicano, en la fase de octavos.

La Conmebol consultó el jueves al Sao Paulo y al Nacional sobre la posibilidad de que los partidos se puedan disputar en México luego de que el gobierno de ese país anunciara que la situación ya está bajo control y que la Federación Mexicana de Fútbol liberara, con algunas restricciones, el uso de los estadios para partidos por el campeonato local.

Las autoridades sanitarias mexicanas establecieron que los estadios tienen que tener disponibles mascarillas para los aficionados y garantizar un ingreso ordenado y escalonado con una distancia mínima de 1,70 metros entre ellos, salvo los que son familiares y por ende tienen contactos previos.

También impuso la obligación de disponer de termómetros de distancia para medir la temperatura corporal de los aficionados y detectar a todos los que tengan más de 38 grados a fin de que sean atendidos y enviados a un centro especializado para descartar contagios. EFE