Schalke - Real Madrid: césped retráctil, cañerías con cerveza y moneda propia, así es el Veltins Arena

  • Tanto el verde como el techo aparecen y desaparecen de forma 'mágica' y hay hasta una capilla donde se celebran bodas, bautizos y comuniones.

  • Tiene moneda propia, un "knappen" equivale a un euro y solo puede utilizarse en el Veltins Arena.

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El espectacular Veltins Arena, la 'casa' del Schalke 04

El Real Madrid visita de nuevo el maldito territorio alemán en la Champions League, aunque en esta ocasión tendrá todo tipo de comodidades para sentise como en casa y volver a España con un resultado favorable. Los blancos visitan el Veltins Arena, la casa del Shclake 04, uno de los mejores estadios del mundo y catalogado con la máxima categoría de la UEFA.

La tecnología está al servicio del balón. Tanto el césped como el techo son retráctiles, aparecen y desaparecen de forma 'mágica'. Cuando la nieve, la lluvia o el frio aparecen en día de partido Gelsenkirchen, ciudad situada en la región del Ruhr, miles de vidrios espejados recorren la parte superior del estadio para cerrarlo por completo en un tiempo cercano a las cuatro horas.

Más curioso aún es el caso del césped, que solo está dentro del estadio en los días de partido para que reciba durante más horas los rayos del sol. El verde se desplaza por unas guías de 25 centímetros de ancho y 300 metros de largo durante 12 horas hasta que se completa el proceso, que incluye calefacción y sistemas de riego. El coste de cada vez que el césped sale y entra del estadio está cercano a los 12.000 euros. En el siguiente vídeo puedes ver el proceso.

Este 'dineral' se amortiza con la multitud de eventos que se celebran sobre el hormigón del Veltins Arena, como conciertos, misas, congresos o eventos deportivos. La grada también es en parte móvil y permite el aumento del aforo.

Un estadio con moneda propia

Por las 'venas' corre la cerveza, que llega directamente en camiones. Descargan la bebida como si fuera combustible en cuatro grandes depósitos y desde ahí se la distribuye por un sistema de cañerías refrigeradas de 5 kilómetros de longitud que llega hasta los puntos de venta del estadio. Todo a cargo de Veltins, una marca de cerveza que decidió patrocinar al estadio. El aforo es de 62.000 espectadores y la media es de ¡50.000 litros de cerveza por partido!

Para poder comprar la cerveza los aficionados tienes que comprar la moneda propia del estadio. Un "knappen" equivale a un euro y solo puede utilizarse en el Veltins Arena.

En el centro del campo hay un enorme cubo con cuatro pantallas gigantes de 35 metros cuadrados -las más grandes de Europa- al estilo NBA, en las que se emiten vídeos o las repeticiones de las jugadas más importantes del partido. En los baños hay televisiones para que los aficionados no se pierdan ni un detalle y en el estadio hay hasta una capilla donde se celebran bodas, bautizos y comuniones.

Esta obra arqutectóncia fue inaugurada en 2001 con previsiones para ser una de las sedes del Mundial de Alemania de 2006. Además, en 2004, acogió la final de la Liga de Campeones entre el Oporto y el Mónaco y su coste fue de 190 millones. El Veltins Arena, inaugurado como Arena AufSchalke, pero que luego por patrocinio tomó el nombre de la marca de cerveza alemana.