Shakhtar y Werder, a inscribir su nombre en el historial de la competición

  • Moscú/Berlín, 19 may (EFE).- El ucraniano Shakhtar Donetsk y el alemán Werder Bremen, dos clubes procedentes de la Liga de Campeones, dirimirán mañana, en Estambul, una final inédita de competición europea continental en la que uno y otro buscarán estrenar su palmarés en lo más alto del historial de la Copa UEFA.

Shakhtar y Werder, a inscribir su nombre en el historial de la competición

Shakhtar y Werder, a inscribir su nombre en el historial de la competición

Moscú/Berlín, 19 may (EFE).- El ucraniano Shakhtar Donetsk y el alemán Werder Bremen, dos clubes procedentes de la Liga de Campeones, dirimirán mañana, en Estambul, una final inédita de competición europea continental en la que uno y otro buscarán estrenar su palmarés en lo más alto del historial de la Copa UEFA.

La final de mañana, tercera que dirimirán dos equipos procedentes de la Liga de Campeones, donde acabaron en la tercera posición de sus grupos de la primera fase y, con ello, pasaron a jugar Copa de la UEFA, pondrá además fin al actual formato de la que es la segunda competición continental.

Y es que para la próxima campaña se pondrá en marcha la ya denominada "UEFA Europa League", con un nuevo sistema de competición más similar al de la actual Liga de Campeones de Europa.

El Shakhtar Donetsk, que disputará en Estambul su primera final continental, deposita todas sus esperanzas en la experiencia de su técnico, el rumano Mircea Lucescu, y en la magia de sus futbolistas brasileños para alzarse con la Copa de la UEFA.

Al equipo de los "mineros" le ha salido bien la apuesta que hizo tras el mal comienzo de temporada, en la que tiró por la borda tanto la liga nacional como la "Champions".

Desde entonces, y siempre sin el cartel de favorito, fue superando eliminatorias y dejando en la cuneta al CSKA Moscú, al Tottenham, Marsella y a su gran rival el Dinamo Kiev, que se proclamó hace una semana campeón de la liga ucraniana.

El Shakhtar llega pletórico a la final después de asegurarse el fin de semana el segundo puesto en la liga ucraniana y su clasificación para la fase previa de la próxima Liga de Campeones.

En esta ocasión, Lucescu, que ha conquistado tres ligas y una copa con el Shakhtar desde 2004, rechaza el papel de equipo sorpresa que le ha concedido la prensa deportiva.

Para ello confía en su quinteto de brasileños: Fernandinho, Luiz Adriano, Jadson, Willian y, especialmente, Ilsinho, autor del gol con el que el Shakhtar derrotó en el último minuto del partido de vuelta al Dinamo.

Varios de esos futbolistas latinoamericanos fueron objeto de duras críticas al comienzo de la temporada por su falta de compromiso con el club, pero con el paso de los partidos han demostrado con creces su calidad.

Tras probar distintos sistemas, Lucescu ha dado con la tecla al desplegar un 4-2-3-1, que garantiza la libertad de acción a los brasileños, al tiempo que refuerza la defensa.

La única baja de los mineros es el checo Tomas Hübschman, central reconvertido en centrocampista que se había convertido en crucial en la recuperación del equipo tras el parón invernal, y que no podrá jugar la final por acumulación de amonestaciones.

El Werder Bremen llega a Estambul con la esperanza de poderle dar un final feliz a una temporada que ha tenido un sabor agridulce y en la que el equipo ha marchado con pie seguro en la Copa de la UEFA y en la Copa de Alemania, pero ha tenido una campaña decepcionante en la "Bundesliga".

Pese a que la campaña liguera es para olvidar, el Bremen -habiéndose metido en dos finales- tiene la oportunidad de hacer que la temporada se convierta en la más exitosa de su historia.

Sin embargo, el entrenador Thomas Schaff ha advertido que el equipo no tiene nada entre el bolsillo "salvo un billete a Estambul y otro a Berlín" y que ha ahora se trata de darlo todo para aprovechar las dos bolas de "match".

Ante el Shakhtar, el Bremen tiene tres bajas importantes. La primera de ellas es la del centrocampista brasileño Diego, sancionado por acumulación de amarillas, que obligará a Schaff a reestructurar el medio campo.

La fórmula más probable es que se reemplace el tradicional rombo -con Diego en la posición más ofensiva y Frank Baumann como volante de contención- por una especia de trapecio en la que habría un doble pivote -con el griego Tziolis al lado de Baumann- y Torsten Frings y Mesut Özil -habitualmente volantes mixtos- en una posición más ofensiva y más abiertos hacia las bandas.

En la defensa, falta el lesionado Per Mertesacker, quien seguramente será sustituido por Torsten Prödl, mientras que en la delantera el portugués Hugo Almeida, sancionado, tendrá que ser sustituido por el sueco Markus Rosenberg, que no ha tenido su mejor temporada.

Pese a las bajas, el Bremen apuesta para mañana a su mentalidad ganadora, a la ventaja que tiene en cuanto experiencia internacional frente al contrario.

Alineaciones probables:

Shakhtar D.: Pyatov; Srna, Chygrynskyi, Rat, Kucher; Willian, Gai, Jadson, Fernandinho; Ilsinho y Luiz Adriano.

Werder B.: Wiese; Fritz, Prödl, Naldo, Boenisch; Tziolis, Baumann; Frings, Özil; Rosenberg y Pizarro.

Árbitro: Luis Medina Cantalejo (ESP).

Estadio: Sükrü Saraçoglu, de Estambul.

Hora: 20.45 hora local (18.45 gmt).