Touré se disculpa por su corte de mangas a la afición del Athletic

  • Sant Joan Despí (Barcelona), 15 may (EFE).- Touré Yayá, jugador del Barcelona, compareció hoy por voluntad propia ante los medios de comunicación para disculparse por el corte de mangas que dedicó a la afición del Athletic de Bilbao tras marcar el gol del empate en la final de la Copa del Rey.

Touré se disculpa por su corte de mangas a la afición del Athletic

Touré se disculpa por su corte de mangas a la afición del Athletic

Sant Joan Despí (Barcelona), 15 may (EFE).- Touré Yayá, jugador del Barcelona, compareció hoy por voluntad propia ante los medios de comunicación para disculparse por el corte de mangas que dedicó a la afición del Athletic de Bilbao tras marcar el gol del empate en la final de la Copa del Rey.

El marfileño pidió "perdón a la afición" del equipo vasco por su gesto al marcar el gol del empate en la primera parte, un corte de mangas fruto "de la tensión del partido", según explicó.

"Pero no quiero hacer daño a nadie. Yo siempre he intentado respetar a todas las aficiones y por eso quiero pedir disculpas a la gente del Athletic", añadió el marfileño, que también comentó que no en su país, ese tipo de gestos no tienen tanta trascendencia.

Del apartado puramente deportivo de la final, Touré admitió que el gol fue "el más importante de mi carrera" por lo que tuvo de "ayuda a mis compañeros" a ganar el partido. "Se vio un Barça muy superior al rival en todos los aspectos. Fue un día extraordinario", dijo.

Además, Touré subrayó su deseo de "ganar la Liga cuanto antes", a ser posible mañana, sábado, si el Real Madrid no gana en Villarreal. "Sería perfecto ganarla ya y así el entrenador podría dar más descanso para pensar ya en la final de Roma. Touré desveló que verá el partido del Madrid "en casa, con la familia" y destacó que si el equipo blanco pierde, "se acaba la Liga y podremos celebrarlo".

Touré, además, se refirió al retraso de seis jugadores -Xavi, Eto'o, Messi, Alves, Gudjohnsen y el propio Touré- que se incorporaron apenas un minuto tarde al entrenamiento matinal. El marfileño dijo que aceptaría una multa sin problemas: "será una buena decisión por respeto al resto de la plantilla, el entrenador siempre sabe lo que hace y su política es perfecta", valoró.

Reubicado como defensa central por su entrenador, Touré admitió que se sintió "un poco extraño" en un "sitio poco habitual para mí", pero insistió en que su intención es siempre "ayudar al equipo en lo que sea necesario, con bajas muy importantes como Márquez y Milito".

"Me siento cómodo jugando en el centro del campo, pero si el míster me pide jugar de lateral o incluso de portero, con un poco de entrenamiento no hay ningún problema. Me gusta que los compañeros me den confianza, como Piqué y Puyol ante el Athletic. Es fundamental para mí", comentó.

En su camino hacia la triple corona, Touré destacó que esta temporada es "el año del Barça" y que el equipo azulgrana está en disposición de "ganar los tres títulos".

Para ello deberá superar al Manchester United, "un equipo fuerte y muy competitivo", en la final de Roma, "el partido que todo el mundo espera".