Un partido infame deja al Atlético sin margen de error

  • Majadahonda (Madrid), 24 abr (EFE).- Un partido infame, castigado con su segunda peor derrota de la temporada (5-1), dejó al Atlético de Madrid sin margen de error en su lucha por entrar en la Liga de Campeones a falta de seis jornadas, en las que sólo una reacción inmediata evitará otro curso decepcionante del equipo rojiblanco.

Majadahonda (Madrid), 24 abr (EFE).- Un partido infame, castigado con su segunda peor derrota de la temporada (5-1), dejó al Atlético de Madrid sin margen de error en su lucha por entrar en la Liga de Campeones a falta de seis jornadas, en las que sólo una reacción inmediata evitará otro curso decepcionante del equipo rojiblanco.

Ya no caben más fallos en la carrera hacia el cuarto puesto, que ahora pertenece al Valencia y que ya está a seis puntos de distancia, aunque el conjunto madrileño, séptimo, todavía tiene otros dos rivales por medio en la clasificación: el Villarreal -quinto y a una victoria- y el Málaga -sexto y con un punto más-.

El Atlético, que ha cerrado la trigésimo segunda jornada fuera de las plazas europeas, tiene por delante seis finales; un último tramo de temporada en el que, de no resolverse con todos los puntos en juego a su favor, parece improbable su presencia entre los cuatro primeros de la tabla, su objetivo de esta campaña.

Su derrota contra el Racing de Santander (5-1), la peor de este curso tras el 6-1 del Camp Nou ante el Barcelona en la primera vuelta, le ha colocado en una situación crítica en el viaje hacia la 'Champions'. Ya ha perdido todo su margen de error, cuando hace apenas cuatro días dependía de sí mismo para alcanzar esa meta.

Al Atlético le quedan cuatro encuentros en casa (Sporting de Gijón, RCD Espanyol, Valencia y Almería) y dos fuera (Betis y Athletic de Bilbao), en los que la victoria es el único camino hacia los cuatro primeros de la clasificación, aunque no gana seis partidos seguidos desde hace cuatro años, cuando lo consiguió entre las jornadas 21 y 25 de la campaña 2005-06.

No parece una racha alcanzable para el actual equipo rojiblanco, que en los cuatro meses y medio de 2009, con cambio de entrenador incluido con la destitución del mexicano Javier Aguirre y la llegada de Abel Resino, no ha estado en plazas de Liga de Campeones, donde su última aparición fue en la última jornada de 2008.

Sólo ha sido capaz de ganar cinco de sus dieciséis partidos de Liga de 2009, en los que ha sumado 19 de los 48 puntos disputados, y ha aumentado sus dudas defensivas, agravadas aún más con la derrota en El Sardinero, un 5-1 que ha disparado los goles en contra del Atlético hasta una alarmante cifra: 53.

Nada más dos equipos de la actual Primera división han recibido más tantos: el Sporting (69) y el Numancia (64), aunque Abel Resino, desde su llegada al banquillo rojiblanco, haya insistido una y otra vez en el trabajo defensivo de su equipo, que ha recogido 18 veces el balón de su portería en los últimos ocho choques ligueros.

Esos números han evidenciado la fragilidad del conjunto madrileño, que ya ha encajado seis goles más (53) que en toda la temporada pasada (47) y que sólo ha sido capaz de dejar su portería a cero en siete de los 32 partidos disputados de Liga; sólo dos de ellos desde que Abel asumió el cargo a principios de febrero.