Un total de 65 detenidos y 51 heridos en Barcelona tras la celebración de la Liga

  • Barcelona, 17 may (EFE).- Un total de 65 detenidos y 51 heridos leves es el balance de los incidentes ocurridos esta madrugada en el centro de Barcelona tras la consecución del título de Liga de fútbol por el FC Barcelona, informan los Mossos d'Esquadra.

Barcelona, 17 may (EFE).- Un total de 65 detenidos y 51 heridos leves es el balance de los incidentes ocurridos esta madrugada en el centro de Barcelona tras la consecución del título de Liga de fútbol por el FC Barcelona, informan los Mossos d'Esquadra.

Unas 15.000 personas, con profusión de familias enteras, se concentraron en la Plaza Catalunya y sus aledaños para celebrar festivamente el título, siguiendo la convocatoria de diversos medios de comunicación, que instalaron escenarios para amenizar el acto y llevar a cabo sus programas en directo.

Según los Mossos, la actuación policial se ha producido hacia las tres de la madrugada, cuando un centenar de alborotadores ha lanzado latas de bebidas, botellas e incluso una bicicleta contra la línea policial, "sin hacer caso de los avisos policiales por megafonía, y poniendo en riesgo la integridad de los aficionados y de los agentes de paisano que llevaban a cabo las detenciones".

Como consecuencia de los incidentes, un total de 65 personas -de ellas 4 menores- han sido detenidas por daños, desórdenes públicos y atentado y/o resistencia a la autoridad.

Los Mossos han practicado 40 detenciones, y la Guardia Urbana, las 25 restantes.

Hasta las 6 de la mañana, el Servicio de Emergencias Médicas ha atendido a once mossos, a cuatro guardias urbanos y a 36 ciudadanos de diversas contusiones, todas de escasa gravedad.

El departamento de Interior ha condenado "la actitud incívica y violenta" de una minoría de personas y ha felicitado el comportamiento de la inmensa mayoría de barcelonista que lo celebraron de forma festiva en toda Cataluña, y en especial en Barcelona, donde la gente empezó a desfilar hacia sus casas a las dos de la madrugada.

A partir de esa hora, unas 6.000 personas se quedaron en la Plaza Catalunya festejando la victoria, encendiendo y lanzando bengalas, sin incidentes remarcables hasta que, hacia las 3 de la madrugada, un grupo de un centenar de personas ha comenzado a tirar botellas, latas y objetos contundentes contra la línea policial situada en la confluencia de la calle Pelai con la Rambla.

Los concentrados, según estas fuentes, han mantenido los lanzamientos sin hacer caso de los reiterados avisos por megafonía que les alertaban de la inminente actuación policial si no deponían su actitud violenta.

Ante su negativa, los agentes de paisano desplegados en la zona empezaron a practicar las primeras detenciones de los autores de los lanzamientos, pues su actuación ponía en peligro la integridad del resto de asistentes, que no participaba en los incidentes.

Los grupos de alborotadores más violentos han aprovechado cuando los mossos de paisano practicaban las detenciones para agredir y efectuar lanzamientos masivos contra los policías, por lo que los agentes han tenido que cargar contra ellos y utilizar material antidisturbios y pelotas de goma, en una operación "rápida".

La situación ha quedado normalizada hacia las 03.30 horas de la madrugada, y a partir de ese momento han entrado los equipos de limpieza municipales para retirar el mobiliario urbano dañado, mientras que la Guardia Urbana ha reabierto el tráfico en la zona hacia las 05.00 horas de la madrugada.

Por otra parte, los Bomberos de la Generalitat han informado a Efe de que no han tenido que efectuar servicios durante la madrugada como consecuencia de la celebración del título de Liga por parte del Barça, y que los destrozos se han limitado a "dos o tres contenedores quemados" en diversas poblaciones catalanas.