Un tribunal niega un recurso y obliga a Romário a pagar la multa por una agresión en 2003

  • Río de Janeiro, 6 abr (EFE).- El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil negó hoy el pedido de recurso de Romário por un caso de agresión que protagonizó en 2003, por lo que el ex futbolista tendrá que pagar una cuantiosa multa a un aficionado del Fluminense.

Un tribunal niega un recurso y obliga a Romário a pagar la multa por una agresión en 2003

Un tribunal niega un recurso y obliga a Romário a pagar la multa por una agresión en 2003

Río de Janeiro, 6 abr (EFE).- El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil negó hoy el pedido de recurso de Romário por un caso de agresión que protagonizó en 2003, por lo que el ex futbolista tendrá que pagar una cuantiosa multa a un aficionado del Fluminense.

Romário había sido multado con 22.800 reales (unos 10.270 dólares al cambio actual) por agredir al aficionado Ricardo Gomes después de soltar seis gallinas vivas en el campo de entrenamiento del equipo como protesta por el mal desempeño futbolístico de los jugadores.

Al terminar el entrenamiento, después de pasar por las duchas y de cambiarse de ropa, el mejor futbolista del mundo en 1994 subió a la grada del estadio y propinó una paliza al aficionado, con ayuda del fisioterapeuta del club.

Los noticieros de televisión registraron el incidente.

Romário fue condenado en primera y segunda instancia por el Tribunal de Justicia de Río y ahora, el magistrado Joao Otavio de Noronha, del STJ, negó el recurso presentado por el ex jugador.

"La corte estatal examinó y decidió, de forma motivada y suficiente, la cuestión de la agresión, no existiendo cualquier vicio (de forma) que pueda anular la decisión", argumentó el magistrado, según un comunicado divulgado por el STJ.

Al ser negado el recurso, el ex jugador de los clubes españoles Barcelona y Valencia tendrá que pagar la multa que decretó el juez en 2003, equivalente a 60 veces el salario mínimo en Brasil.

El montante de la multa será aumentado por la inflación y por los intereses de estos seis años, y además, el delantero deberá pagar los honorarios de los abogados del denunciante.