Una 'legión extranjera' aporta calidad a la Liga brasileña

  • Río de Janeiro, 7 may (EFE).- Una legión extranjera, llegada de casi todos los rincones de Suramérica, se afianza cada vez con más fuerza en muchos clubes brasileños y promete ganar protagonismo en la Liga que comienza este fin de semana.

Río de Janeiro, 7 may (EFE).- Una legión extranjera, llegada de casi todos los rincones de Suramérica, se afianza cada vez con más fuerza en muchos clubes brasileños y promete ganar protagonismo en la Liga que comienza este fin de semana.

Esta edición del 'Brasileirão' quizá cuente con un plantel de extranjeros de más calidad de entre todas las que se recuerde, gracias a jugadores con nivel de selección, como los delanteros argentinos Andrés D'Alessandro (Internacional) y Maxi López (Gremio), que disputan las atenciones en la ciudad de Porto Alegre.

D'Alessandro lidera un Inter con acento latino, en el que también juegan su compatriota, Pablo Guiñazú, carismático capitán del equipo, y el defensa uruguayo Gonzalo Sorondo, que acaba de recuperarse de una larga lesión y luchará por volver a la titularidad.

El ex barcelonista Maxi López se ha hecho un hueco en el Gremio gracias a sus goles y su lucha constante. Está acompañado por otros importantes nombres como su compatriota Germán Herrera, con un inicio irregular de campaña, el delantero colombiano Edixon Perea, uno de los mejores el año pasado, y el uruguayo Sergio Órteman.

En el Palmeiras, uno de los candidatos al título, destaca el lateral colombiano Pablo Armero, titular indiscutible en la banda izquierda, y el delantero paraguayo José María Ortigoza, que va ganando espacios en los finales de los partidos.

No menos destacable fue el regreso del ex capitán de la albiceleste Juan Pablo Sorín al Cruzeiro, club en el que ya había militado dos veces y en el que es uno de los ídolos más queridos por la afición.

Con un rol importantísimo en sus respectivos equipos, aparecen el portero del Botafogo, el uruguayo Juan Guillermo Castillo, recién recuperado de una lesión, o el argentino Darío Conca, uno de los centrocampistas más técnicos del Fluminense.

El Atlético Paranaense ya ha confiado la manija de creación al paraguayo Julio dos Santos y aguarda la recuperación del volante colombiano Edwin Valencia, lesionado para los próximos dos meses.

Otro Atlético, el Mineiro, da cada vez más opciones al argentino Mariano Trípodi cuando los partidos se ponen cuesta arriba y necesita remontar, mientras que su compatriota Ariel Nahuelpan es un fijo en la delantera del Coritiba.

El Vitória de Bahía ha encontrado todo un baluarte bajo los tres palos en el colombiano Julián Viáfara y, en la recámara cuenta con otros suramericanos como el defensa chileno Nelson Saavedra y el volante colombiano Javier Reina.

En el Corinthians de Ronaldo luchan por un espacio el veterano uruguayo Alberto Acosta y el argentino Sergio Escudero, mientras que en el rival Santos trabajan cada semana por entrar en el once el centrocampista colombiano Mauricio Molina y el ecuatoriano Luis Bolaños.

Casi sin opciones en el Flamengo hasta ahora, los delanteros Maxi Biancucchi, de Argentina, y Gonzalo Fierro, de Chile, tendrán que demostrarle al técnico Cuca que pueden aportar calidad al equipo, en tanto que en el Náutico de Recife vive una situación similar el chileno Daniel González.

Hasta los equipos recién ascendidos se han dejado seducir por el fútbol de los países vecinos.

El Avaí reforzó su defensa con el uruguayo Miguel Lavi, el Baruerí engrosó su centro del campo con el argentino Emiliano Vecchio y el Santo André optó por el boliviano Pablo Escobar.

Tan solo tres equipos de primera no tienen en su nómina jugadores extranjeros, entre ellos dos que se pasean por la Copa Libertadores, como el campeón Sao Paulo y el Sport Recife, además del Goiás.