15-2. Cabrera pego un grand slam e impulsó seis carreras en fiesta de Tigres

  • Detroit (EEUU), 10 abr (EFE).- El primera base venezolano Miguel Cabrera explotó con su bate al pegar grand slam e impulsar seis carreras para liderar la fiesta anotadora de los Tigres de Detroit que debutaron en su campo del Comerica Park con una victoria de 15-2 ante los Vigilantes de Texas.

15-2. Cabrera pego un grand slam e impulsó seis carreras en fiesta de Tigres

15-2. Cabrera pego un grand slam e impulsó seis carreras en fiesta de Tigres

Detroit (EEUU), 10 abr (EFE).- El primera base venezolano Miguel Cabrera explotó con su bate al pegar grand slam e impulsar seis carreras para liderar la fiesta anotadora de los Tigres de Detroit que debutaron en su campo del Comerica Park con una victoria de 15-2 ante los Vigilantes de Texas.

Mientras que su compatriota Armando Galarraga (1-0) lanzó pelota ganadora con siete entradas de lujo en las que sólo permitió cinco imparables con una carrera limpia, regaló un boleto y abanicó a ocho bateadores.

Galarraga estuvo especialmente brillante, empató su mejor marca de ponches, contra el equipo que lo cedió a los Tigres en febrero del 2008.

Cabrera, junto con bateadores como su compatriota Magglio Ordóñez que se fue de 5-2 con dos impulsadas y anotación y el dominicano Plácido Polanco, que tuvo de 4-2 para pisar tres veces la registradora y producir una carrera, no habían tenido un buen comienzo de temporada.

Sin embargo, todo cambió ante los Vigilantes y Cabrera pegó su primer grand slam del año con un bambinazo entre el jardín izquierdo y el central en la parte baja de la cuarta entrada y un doble de otro par de carreras en el séptimo episodio para sentenciar el partido.

Cabrera y Galarraga fueron prácticamente los únicos motivos de orgullo para los Tigres en el 2008, cuando comenzaron la temporada como favoritos para ganar la Serie Mundial y finalizaron como la decepción del año.

Los Tigres, que jugaron su primer partido de la nueva temporada en su campo, hicieron felices a los 44.588 espectadores que se olvidaron de las tres derrotas que su equipo había cosechado en la serie de cuatro juegos que disputaron en Toronto contra los Azulejos.

Los Vigilantes, que habían llegado al partido con la mejor marca para un comienzo de temporada desde 1996 al tener 3-0 y líderes en carreras de las Grandes Ligas, vieron que su abridor Kris Benson salió inspirado al montículo en su regreso a las mayores y cargó con la derrota.

Benson (0-1) fue castigado con ocho carreras --siete fueron limpias-- y 10 imparables en solo cinco entradas, dio dos bases por bolas y sacó tres ponches, en su primera salida en las mayores desde el 27 de septiembre del 2006.