(Previa) El norirlandés McCoy, gran favorito, busca acabar con su mal fario en el 'Grand National'

LONDRES, 3 (EUROPA PRESS)

El jinete norirlandés Tony McCoy, que se decidió por la montura de 'Butler's Cabin', segundo en las apuestas, será el gran favorito de la 173 edición del 'Grand National', la carrera de caballos con obstáculos más prestigiosa del mundo y con un estandarte de la Casa Real inglesa en juego para el ganador.

De este modo, el británico espera añadir a su gran palmarés, que abarca desde Copas de Oro a los 'Grand National' escocés e irlandés, la corona de la carrera que acoge el Hipódromo de Aintree, cercano a Liverpool, y así evitar un borrón en su enorme carrera, ya que en sus trece participaciones anteriores no ha logrado pasar del tercer puesto.

Para dar un vuelco a su mala fortuna en el 'Grand National', McCoy deberá ser el más rápido y hábil de los 40 jinetes que tomarán la salida en la prueba de obstáculos y apuestas, la que más pujas genera por excelencia.

Su cometido dependerá de la puesta en escena de 'Butler's Cabin', entrenado por Jonjo O'Neill, sin duda el caballo más veloz del año pasado, pero que frenó en seco con una caída en la mítica valla de 'Becher's Brook' durante el segundo circuito, acabando de nuevo con las esperanzas de McCoy.

Pese a ello, McCoy no dudó y ante las cuatro opciones que le dio el propietario y apostante JP McManus volvió a seleccionar a 'Butler's Cabin', que tendrá un duro rival en 'Ruby Walsh', de la cuadra de su principal adversario y que viene avalado por la heroicidad mostrada en el reciente 'Cheltenham Festival', donde atrapó su séptimo triunfo.

Sin embargo, el favorito en las apuestas es precisamente un compañero de cuadra de éste último 'My Will', de 9 años y entrenado por el actual campeón Paul Nicholls que, pese a todo, tampoco tiene una trayectoria brillante en el 'National', con sólo una victoria después de 17 ediciones preparando equinos para la carrera.

Otros de los candidatos a la gloria en la 'carrera de las pamelas' serán 'Comply or Die' que llega con un balance de 14-1, entrenado por David Pipe y con el 'jockey' Timmy Murphy en las riendas, y 'Silver Birch' (33-1), que salió vencedor en 2007, cuando con Robbie Power a la grupa, ambos estuvieron entrenados por el irlandés Gordon Elliott.

Los problemas de ambos pasan por el excesivo peso del primero y la lesión en la pata que tuvo hace escasas fechas el segundo. También se deberá contar en las quinielas con 'Snowy Morning', 'Cloudy Lane' y 'Chelsea Harbour'.

La competición repetirá su recorrido tradicional compuesto por 16 vallas esparcidas por los 3.621 kilómetros de recorrido (2,25 millas) que volverán a dictaminar entre seto y seto al caballo más potente del momento, que deberá resolver obstáculos como la temida valla previa al giro de 90 grados o los que deparan diferentes alturas de entrada o salida de la valla y que, por tanto, obligan a un esfuerzo extra al equino.