Estados Unidos está motivado ante Trinidad y Tobago tras el empate frente El Salvador

  • Nashville (EEUU), 30 mar (EFE).- El empate 2-2 conseguido frente a El Salvador el pasado sábado le dio a la selección de Estados Unidos una gran moral de cara al partido de este miércoles ante Trinidad y Tobago, en la tercera jornada del hexagonal final de las eliminatorias mundialistas de la Concacaf.

Estados Unidos está motivado ante Trinidad y Tobago tras el empate frente El Salvador

Estados Unidos está motivado ante Trinidad y Tobago tras el empate frente El Salvador

Nashville (EEUU), 30 mar (EFE).- El empate 2-2 conseguido frente a El Salvador el pasado sábado le dio a la selección de Estados Unidos una gran moral de cara al partido de este miércoles ante Trinidad y Tobago, en la tercera jornada del hexagonal final de las eliminatorias mundialistas de la Concacaf.

La formación estadounidense lidera la serie con cuatro puntos, seguida por México (3), Costa Rica (3), El Salvador (2), Trinidad y Tobago (2) y Honduras, con una unidad.

El hexagonal de la Concacaf dará tres boletos directos para el Mundial de Sudáfrica 2010 y definirá a una cuarta selección que disputará una repesca una la quinta de las eliminatorias sudamericanas.

Aunque el objetivo de EE.UU. al llegar a San Salvador era conseguir la victoria, la manera como se desarrolló el partido, que el equipo norteamericano perdía por 2-0 a los 72 minutos, dejó muy satisfecho al seleccionador, Bob Bradley.

El entrenador estadounidense espera afrontar con más tranquilidad el partido de este miércoles ante el conjunto trinitario, dirigido por el colombiano Francisco 'Pacho' Maturana.

Además, Bradley esta vez podrá contar con el portero titular de la selección, Tim Howard, que no pudo actuar ante El Salvador por acumulación de tarjetas amarillas.

La vuelta de Howard y la del defensor Oguchi Onyewu pueden ser las novedades que introduzca Bradley para el partido contra Trinidad y Tobago, que se disputará en el LP Field, de Nashville, donde actúan regularmente los Titanes de Tennessee, equipo de la Liga Profesional del Fútbol Americano (NFL).

El conjunto estadounidense se entrena desde el domingo para afrontar un compromiso que Bradley considera de gran trascendencia para dar un paso importante en la clasificación al Mundial.

"No estaba en nuestros planes lo que sucedió en El Salvador, pero la manera como reaccionó el equipo y el empate obtenido nos ha dado una gran moral", destacó Bradley.

"Tenemos que conseguir el miércoles la victoria para mantenernos a la cabeza de la clasificación del hexagonal y no perder ningún punto en casa", añadió.

Bradley reiteró que el equipo está muy fuerte mental y físicamente, algo necesario para enfrentarse a un rival como Trinidad y Tobago, que cuenta con jugadores de gran potencia física.

Como ya es habitual en el entrenador estadounidense no quiso dar a conocer la alineación oficial que presentará para enfrentarse a Trinidad y Tobago, pero el que no estará con la plantilla será el jugador Marcus Hahneman quien regresó con su equipo, el Reading FC de Inglaterra.

Bradley llamó al defensor Jonathan Bornstein, de Chivas USA, que tiene 14 participaciones con la selección estadounidense y formó parte de la plantilla oficial para el partido contra México, que se disputó el 11 de febrero pasado.

De acuerdo con la Federación de Fútbol de Estados Unidos, hasta el momento se han vendido, oficialmente, más de 17.000 entradas para el partido ante Trinidad y Tobago, que presentaría este miércoles a la mayoría de jugadores con que afrontó el compromiso del sábado anterior ante Honduras (1-1).

Alineaciones probables:

Estados Unidos: Tim Howard; Frankie Hejduk, Oguchi Onyewu, Carlos Bocanegra, Heath Pearce, Sacha Kljestan, Michael Bradley, Landon Donovan, DaMarcus Beasley, Brian Ching y Clint Dempsey. Seleccionador: Bob Bradley

Trinidad y Tobago: Jan Michael Williams; Akile Edwards, Keyeno Thomas, Dennis Lawrence, Anthony Wolfe, Clyde Leon, Densill Theobald, Carlos Edwards, Keon Daniel, Jason Scotland y Stern John. Seleccionador: Francisco Maturana.