El Consejo de Seguridad renueva el mandato de la misión de la ONU en Timor Oriental

  • Naciones Unidas, 26 feb (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy una resolución que renueva por un año el mandato de la Misión Integrada de este organismo en Timor Oriental (UNMIT) para que siga asistiendo a la ex colonia portuguesa en su camino hacia la estabilidad.

El Consejo de Seguridad renueva el mandato de la misión de la ONU en Timor Oriental

El Consejo de Seguridad renueva el mandato de la misión de la ONU en Timor Oriental

Naciones Unidas, 26 feb (EFE).- El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó hoy una resolución que renueva por un año el mandato de la Misión Integrada de este organismo en Timor Oriental (UNMIT) para que siga asistiendo a la ex colonia portuguesa en su camino hacia la estabilidad.

La resolución, adoptada por unanimidad por los quince miembros del máximo órgano de las Naciones Unidas, reconoce "el importante papel" que la misión de la ONU desempeña en la promoción de la paz, la estabilidad y el desarrollo en Timor Oriental.

Por ello, renueva su mandato hasta el 26 de febrero de 2010 para que asista en la celebración de las elecciones locales convocadas para 2009, siga colaborando en la reforma de las fuerzas y cuerpos de seguridad locales y ayude a fortalecer el sistema judicial.

En particular, apoya la reanudación gradual durante este año de las funciones de la Policía Nacional con la meta de que ésta vuelva a asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad pública.

La resolución exhorta a los dirigentes políticos a seguir participando en un proceso de diálogo que conduzca a la consolidación de la paz y el desarrollo económico del país más joven y pobre de Asia.

Asimismo, acoge con beneplácito la estrategia elaborada por la ONU y el actual Gobierno de Timor Oriental para continuar con el progreso logrado en el país, que hace un año superó un intento de golpe de Estado.

El pasado 19 de febrero en una intervención ante el Consejo de Seguridad, el presidente de Timor Oriental, José Ramos Horta, afirmó que su nación está en el camino hacia el desarrollo y la estabilidad política.

El mandatario agradeció a la comunidad internacional, y en particular a Naciones Unidas, el apoyo prestado a su país tras la intentona de golpe de Estado militar del 11 de febrero de 2008.

Desde entonces, la pequeña nación asiática "ha dado un giro" y se encuentra en paz, aseveró Ramos Horta, quien rechazó la etiqueta de "Estado fallido" que algunos colocan a su país.

La ONU autorizó en 2006 la puesta en marcha de la UNMIT para ayudar a restaurar el orden, tras una sucesión de actos violentos que desestabilizaron el país.

La crisis surgida entonces se debió a los enfrentamientos entre las regiones oriental y occidental del país, considerado como uno de los más pobres del mundo, y acabó con el despido de 600 soldados que habían iniciado una huelga.

Un grupo de esos militares depurados llevó a cabo el año pasado un intento golpista, durante el cual trataron de asesinar a Ramos Horta y al primer ministro Xanana Gusmao.