Chicago, Tokio y Río de Janeiro no temen la crisis económica mundial

DENVER, 26 (EP/Reuters) Las candidaturas de Chicago, Tokio y Río de Janeiro, rivales de Madrid para albergar los Juegos Olímpicos de 2016, no están preocupadas, al igual que sucede con la capital de España, por la actual crisis económica mundial. Las cuatro están estos días en la conferencia 'SportAccord', que se está celebrando en Denver (Estados Unidos), y donde están promocionando su candidatura. "La economía es una parte principal en el proceso de pensamiento de todos. Desde el principio, hemos sido bendecidos porque ya hay muchas infraestructuras realizadas en Chicago. Creemos que nuestro proyecto es bueno para los tiempos que corren", indicó Pat Ryan, principal responsable de la apuesta estadounidense. Chicago ha asegurado su presupuesto operativo de 3,8 billones de dólares con 1,1 billón más para la construcción de lugares como la Villa Olímpica y el alcalde de la 'Ciudad del Viento', Richard Daley, indicó que el dinero público no sería usado para los Juegos, pero que pondría 500 millones de dólares para contrarrestar posibles déficits. Por su parte, el gobierno japonés está apoyando completamente a la candidatura de Tokio dándole el cien por cien de garantía financiera. El presupuesto de la capital nipona es de cuatro billones de dólares, más que suficiente para cubrir el coste de infraestructuras y construcción de recintos. "La actual crisis económica está teniendo un impacto en muchas áreas, pero afortunadamente la candidatura en sí misma no ha sido afectada. El gobierno de la ciudad ya ha puesto 4 billones de dólares en el banco", relató Ichiro Kono, presidente de Tokio 2016. Brasil espera poder firmar un doblete al albergar el Mundial de Fútbol en 2014 y dos años después los Juegos. "¿Por qué no? México lo hizo en 1968 y 1970, Alemania en 1972 y 1974 y los Estados Unidos en 1994 y 1996", aseguró su secretario general, Carlos Roberto Osorio. Río cuenta con un presupuesto operativo de 2,8 billones de dólares y a su favor está que tiene construidas muchas infraestructuras por los Juegos Panamericanos de 2007, pero aún así necesita invertir más dinero. "Reconocemos que el mundo está viviendo tiempos muy difíciles, pero, por fortuna, en Brasil, nuestra economía permanece fuerte", recuerda de todos modos Osorio. Madrid también tiene el apoyo gubernamental nacional y regional en el aspecto económico, y más del 75 por ciento de las infraestructuras están construidas, en vía de ello o con obra de adjudicación, cuando aún restan siete años para la cita, lo que desde el proyecto español se considera como una garantía de solvencia. "La economía no nos afecta porque hicimos nuestro presupuesto antes de que lo peor viniese", apuntó al respecto Mercedes Coghen, consejera delegada de Madrid'16.