El Chicago de Obama pone a prueba su candidatura olímpica ante el COI

  • Los Ángeles (EEUU), 3 abr (EFE).- La Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI) comienza hoy sobre el terreno su examen de la candidatura para albergar los Juegos de 2016 de Chicago, ciudad que apuesta por el ecologismo y que está respaldada por el presidente de EEUU, Barack Obama.

El Chicago de Obama pone a prueba su candidatura olímpica ante el COI

El Chicago de Obama pone a prueba su candidatura olímpica ante el COI

Los Ángeles (EEUU), 3 abr (EFE).- La Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI) comienza hoy sobre el terreno su examen de la candidatura para albergar los Juegos de 2016 de Chicago, ciudad que apuesta por el ecologismo y que está respaldada por el presidente de EEUU, Barack Obama.

Los miembros del COI recorrerán hasta el 7 de abril esta urbe a las orillas del lago Michigan, en el es Illinois al norte de EEUU, donde conocerán los planes previstos para una hipotética celebración de los Juegos Olímpicos, antes de efectuar el informe definitivo sobre la candidatura, que compite con Madrid, Río de Janerio y Tokio.

Alrededor de 1.500 personas se encargarán de que la ciudad luzca su mejor cara ante los evaluadores, entre ellos niños jugando al fútbol en el estadio del equipo de fútbol americano Chicago Bears o tenistas practicando en Lincoln Park.

La ciudad adelantará la puesta en funcionamiento de las fuentes del Millennium Park, conocida atracción turística en los meses estivales, para tratar de deslumbrar a la Comisión del COI y lucirá los colores y los símbolos olímpicos en los edificios sus referencia como el mítico rascacielos Sears Tower.

En esta puesta a punto destacó un necesario plan de reasfaltado de más de 60 kilómetros del núcleo urbano que se puso en marcha el mes pasado y continuará durante el resto del año.

La atractiva imagen buscada por los promotores de la candidatura Chicago 2016 podría verse enturbiada, sin embargo, por varios movimientos ciudadanos disconformes con la posible concesión de las Olimpiadas a la ciudad.

El grupo Communities for an Equitable Olympics se movilizará para lograr un compromiso municipal de que los Juegos supondrán ingresos y trabajo, no sólo para las grandes compañías, sino también para los pequeños empresarios y las zonas más desfavorecidas.

A pesar de la buena disposición del ayuntamiento en ese sentido, con el desarrollo de una ordenanza, estas plataformas explicaron que mantendrán su protesta, porque no se fían de que su petición prospere finalmente, al someterse a votación después de la visita del COI.

Otra organización, No Games Chicago, preparará una marcha en bicicleta para rechazar la organización de los Juegos en la ciudad, al considerar que supondrán un alto coste para los ciudadanos.

Incluso la policía tiene previsto algún tipo de acto para presionar a las autoridades municipales en la negociación de su convenio colectivo.

El aspecto financiero de la candidatura de Chicago es a priori el principal problema que presenta la opción estadounidense, ya que es la única ciudad que no cuenta una cobertura estatal para cubrir costes extras del proyecto, estimado en 4.400 millones de dólares, cantidad inferior a la presupuestada por sus rivales.

Las críticas a la organización de los Juegos de Atlanta 1996, donde la inversión privada tuvo un excesivo protagonismo, es un antecedente que pesa en contra de Chicago aunque esta ciudad es la favorita para lograr la competición según las apuestas oficiosas de internet.

Una de las principales bazas de Chicago será el apoyo explícito del presidente de EEUU, Barack Obama, antiguo senador por Illinois y ex residente en la ciudad, quien se encuentra de viaje oficial en Europa esta semana pero se espera que acuda a Copenhague el 2 de octubre, fecha de designación de la sede olímpica de 2016.

Chicago además hará valer su experiencia a la hora de preparar eventos internacionales en época de crisis económica, tal y como ocurrió en 1933 cuando acogió la Exposición Universal en plena Gran Depresión.

Entre los asuntos pendientes de la ciudad estará mejorar su sistema de transporte público al tiempo que invierte en rebajar su emisión de gases contaminantes con un ambicioso plan ecológico.

La organización anunció que incrementará la superficie arbórea, utilizará vehículos impulsados por electricidad o biocombustibles y empleará energías renovables en las competiciones.