Tokio se ilumina de olimpismo para acoger, desde mañana, la visita de la Comisión de Evaluación del COI

Edificios emblemáticos como la Torre de Tokio o el Ayuntamiento se 'vestirán' con las luces de los cinco aros hasta el 20 de abril

La capital nipona, sede de los Juegos de 1964, fue la más valorada, con 8,6 puntos, por delante de Madrid en el corte de junio de 2008 en Atenas

TOKIO, 13 (EUROPA PRESS)

Tokio, la metrópoli más grande del mundo, con 34 millones de habitantes, se iluminará con los colores de los aros olímpicos durante la segunda visita de los miembros de la Comisión de Evaluación del Comité Olímpico Internacional (COI), desde mañana 14 y hasta el 20 de abril, a las cuatro ciudades candidatas -además están Chicago, Río de Janeiro y Madrid- a los Juegos de 2016.

Esta visita de los 13 expertos del COI, presididos por la ex atleta marroquí Nawal El Moutawakel y que redactarán un informe que harán público un mes antes de la elección, el 2 de octubre en Copenhague, a las ciudades candidatas a los Juegos de 2016, sucede a la que hicieran, del 2 al 8 de abril a Chicago (Estados Unidos), y antes de las que llevarán a cabo en Río de Janeiro (Brasil), del 27 de abril al 3 de mayo, y Madrid, del 4 al 9 de mayo.

La Comisión visitará las sedes y analizará el dossier presentado el pasado mes de febrero en Lausana (Suiza) por la candidatura japonesa, que fue la más valorada, con 8,6 puntos -por delante de Madrid, segunda, con 8,4- por el COI en el 'corte' que hizo entre las aspirantes a los Juegos de 2016 en el marco de la Conferencia SportAccord, celebrada en junio de 2008 en Atenas.

En las calles, parques, puentes, estadios, grandes almacenes y medios de transporte público, los representantes del COI podrán ver mensajes y pancartas de promoción de Tokio 2016, que tratará de convencerles de que la fortaleza del yen es mucho más poderosa que la cercanía de los Juegos de Pekín 2008, una cita que deslumbró por la grandiosidad y ultravanguardia de sus instalaciones.

Decenas de miles de tokiotas participarán, además, en los innumerables acontecimientos y festivales deportivos organizados por la candidatura 'Tokio 2016'. Asimismo, los responsables del proyecto nipón desvelaron la semana pasada que edificios emblemáticos como el Ayuntamiento o la Torre de Tokio, una copia algo más alta (8,6 metros) que la de Eiffel de París, permanecerán iluminados con los tonos olímpicos.

"La próxima semana será la más importante de mi vida. Pero no será importante sólo para mí o la candidatura de Tokio 2016. Estoy orgulloso por que más de 90 millones de japoneses reconozcan la oportunidad para nuestro país de beneficiarse de una nueva herencia para el siglo XXI. Nuestra herencia permanecerá durante 100 años y de ella se beneficiarán los jóvenes y la población del mundo entero", declaró Ichiro Kono, presidente y Director General de Tokio 2016.

APOYO POLÍTICO Y PROYECTO.

El Gobernador de la prefectura de Tokio, Shintaro Ishihara, jugará un importante papel en la visita del COI y mostrará a los especialistas olímpicos las sedes de los Juegos que pretenden ser los más compactos y respetuosos con el medio ambiente, además de comparecer en las ruedas de prensa previstas con los más de 450 medios nacionales e internacionales acreditados.

La apuesta olímpica de Tokio se asienta en su poderío económico, unas construcciones vanguardistas frente a su bahía y en recuperar lugares emblemáticos de los Juegos Olímpicos que ya acogió en 1964, entre ellos el Estadio Nacional de Kasumigaoka, aunque tiene el hándicap de la cercanía de los Juegos de Pekín del pasado verano.

Precisamente una ciudad nipona, Osaka, pugnó con la capital china por lograr el privilegio de albergar los primeros Juegos Olímpicos en el continente asiático en el nuevo siglo. Y para llegar hasta el 'corte' de Atenas, Tokio tuvo que superar a Fukuoka en la fase nacional.

Los responsables de la candidatura nipona pretenden que durante los Juegos, Tokio se convierta en un enorme 'parque olímpico', construido en torno al Estadio Olímpico, que se alzaría frente a la Bahía de la ciudad y sería la 'puerta' de acceso a los Juegos. Dicho parque se subdividiría en dos áreas: la 'Zona Legado' y la 'Zona de la Bahía de Tokio'.

Estas dos zonas acogerían, a su vez, cinco núcleos de sedes de competición y otras seis serían independientes: canoa-kayak, vela, hockey, pentatlón moderno, ciclismo (pista) y boxeo. Y de las 31 sedes de competición, tan sólo 10 serían construidas exclusivamente para los Juegos y la mitad de ellas, temporales.

Además, se rehabilitarían y reutilizarán el Gimnasio Metropolitano de Tokio, sede de la competición de gimnasia y waterpolo en 1964, para la Gimnasia Rítmica y el tenis de mesa; el Estadio Olímpico de Kasumigaoka, para el fútbol; el Estadio de Yoyogi, para el balonmano y baloncesto, y el Nippon Budokan, que sería el escenario del judo y la lucha.

El alojamiento, con más 109.000 habitaciones en hoteles de 3, 4 y 5 estrellas, y el transporte, pues el Aeropuerto Internacional, conocido como aeródromo de Haneda y que tiene un tráfico de 63 millones de pasajeros anuales, está a tan sólo a 10 kilómetros del centro de la ciudad, son dos de sus puntos más fuertes. El más endeble, quizá, es que tan sólo el 68 por ciento de los tokiotas quieren los Juegos.