El Gobierno chino reduce el gasto en viajes al extranjero y compra de coches de sus funcionarios

PEKÍN, 19 (EUROPA PRESS/Débora Altit) El Ministerio de Finanzas de China ha ordenado a los funcionarios estatales que reduzcan el número de viajes al extranjero, coches y actividades lúdicas sufragadas con dinero público para evitar dar nuevos motivos de malestar a la ciudadanía en tiempos de crisis. Aunque el Ejecutivo y el Partido Comunista de China ya habían pedido a los funcionarios de alto rango a principios de este mes que dejaran de recurrir al argumento genérico de "asuntos de trabajo" para pagarse sus visitas turísticas, el Ministerio ha optado por establecer una tabla con las limitaciones mínimas obligatorias, según recoge hoy la prensa china. Así, el gasto destinado a "viajes de negocios al extranjero" deberá reducirse en un 20 por ciento con respecto al dinero empleado durante los últimos tres años. Los fondos públicos destinados a la compra de coches, mientras tanto, deberán limitarse en un 15 por ciento. El menos afectado será el dinero empleado en ocio, ya que el presupuesto sólo deberá reajustarse, a la baja, en un 10 por ciento. "Cada departamento debe seguir seriamente las exigencias de este aviso, realizar los recortes y controlar los gastos relacionados", indica la circular del ministerio. Frente al crecimiento de la economía china del 13 por ciento registrado en 2007, el país asiático creció en 2008 un 9 por ciento, y expertos e instituciones advierten de que Pekín tendrá problemas para alcanzar el objetivo del 8 por ciento que se ha marcado. La última previsión de crecimiento hecha pública es la del Banco Mundial, que ayer dijo que China crecerá este año un 6,5 por ciento. La cifra se situaría por debajo del 7 ó el 8 por ciento de crecimiento mínimo necesario, según algunos expertos, para que China siga generando empleo y no corra el riesgo de sufrir una cadena de protestas y manifestaciones.