Unas 300 personas se manifiestan en Barcelona por los 50 años de ocupación china del Tibet

  • Barcelona, 10 mar (EFE).- Unas 300 personas se han manifestado esta noche en Barcelona para reclamar la libertad del Tíbet tras medio siglo de ocupación china y exigir un diálogo "directo" entre el Dalai Lama y el presidente chino, Hu Jintao, para impulsar un proceso de paz que "desencalle" el conflicto.

Unas 300 personas se manifiestan en Barcelona por los 50 años de ocupación china del Tibet

Unas 300 personas se manifiestan en Barcelona por los 50 años de ocupación china del Tibet

Barcelona, 10 mar (EFE).- Unas 300 personas se han manifestado esta noche en Barcelona para reclamar la libertad del Tíbet tras medio siglo de ocupación china y exigir un diálogo "directo" entre el Dalai Lama y el presidente chino, Hu Jintao, para impulsar un proceso de paz que "desencalle" el conflicto.

Bajo el lema "Tíbet libre, derechos humanos para todos", la marcha ha transcurrido desde la sede de la Fundación Casa del Tíbet hasta la plaza de Sant Jaume, donde representantes tibetanos y diversos cargos políticos de ERC, UCD y CDC han leído un manifiesto.

En la proclama se ha demandado la liberación de todos los prisioneros políticos tibetanos, el fin de la "ocupación colonial" y el regreso de los exiliados, entre ellos el líder tibetano, el Dalai Lama.

Además, se ha pedido que una Comisión Internacional de Observadores de Naciones Unidas pueda entrar en el Tíbet para "verificar" la situación actual y que publique un informe "que pueda ser conocido en todo el mundo".

Según el manifiesto, "más de un millón de tibetanos han muerto como consecuencia directa de la ocupación china, y 150.000 viven en el exilio".

El director de la Fundación Casa del Tíbet, Thubten Wanschen, ha denunciado que desde el final de los Juegos Olímpicos de Pekín, las detenciones y desapariciones se han intensificado y ha alertado de las condiciones de vida de los monjes.

"Teníamos gran esperanza en que los Juegos Olímpicos cambiaran algo", ha dicho, lamentado que todas las noticias sobre el Tíbet que aparecieron antes de los Juegos ahora se han transformado en "silencio y olvido".