Fidel Castro dice que Cuba fue "inobjetablemente" vencida pero reitera quejas

  • La Habana, 20 mar (EFE).- El ex presidente Fidel Castro dijo hoy que los cubanos fueron "culpables" de haber sido "inobjetablemente vencidos" en el Clásico Mundial de Béisbol, pero reiteró su queja de que los organizadores del torneo manipularon los grupos para que la isla se eliminara con Japón y Corea del Sur.

Fidel Castro dice que Cuba fue "inobjetablemente" vencida pero reitera quejas

Fidel Castro dice que Cuba fue "inobjetablemente" vencida pero reitera quejas

La Habana, 20 mar (EFE).- El ex presidente Fidel Castro dijo hoy que los cubanos fueron "culpables" de haber sido "inobjetablemente vencidos" en el Clásico Mundial de Béisbol, pero reiteró su queja de que los organizadores del torneo manipularon los grupos para que la isla se eliminara con Japón y Corea del Sur.

"En el juego que concluyó hoy casi a las 3 de la madrugada entre los equipos de Japón y Cuba, fuimos inobjetablemente vencidos", afirma el octogenario líder cubano en un nuevo artículo de su serie "Reflexiones", divulgado por medios oficiales.

Pero insiste en que "los organizadores del Clásico decidieron que los tres países que ocupan los primeros lugares en el béisbol mundial se enfrentaran entre sí en San Diego, al incluir arbitrariamente a Cuba en el grupo asiático, a pesar de lo caribeños que somos".

"Lo que importaba a los organizadores era eliminar a Cuba, país revolucionario que ha resistido heroicamente y no ha podido ser vencido en la batalla de las ideas. No obstante, volveremos un día a ser potencia dominante en ese deporte", afirma Castro.

El líder cubano, convaleciente desde julio de 2006 de una enfermedad intestinal que le impide aparecer en público y le obligó a dejar la Presidencia, defiende sin embargo a los peloteros cubanos y dice que "lucharon con gran coraje" y "no se desmoralizaron ni dejaron de buscar la victoria".

Pero añade que "la dirección del equipo en San Diego fue pésima. Prevaleció el viejo criterio de los caminos trillados, con un adversario capaz que constantemente innova".

"Nos hemos dormido sobre los laureles y estamos pagando ahora las consecuencias. Corea y Japón, dos países bien distantes geográficamente de Estados Unidos, han invertido abundantes recursos económicos en ese deporte importado o impuesto", agrega Castro.

"Los culpables somos nosotros, que no supimos corregir a tiempo nuestros errores", concluye el artículo.