Fidel Castro se burla de la euforia de asistentes a la Cumbre de las Américas

  • La Habana, 21 abr (EFE).- El ex presidente cubano Fidel Castro se burla hoy de la "euforia que expresan algunos de los participantes en la Cumbre de Puerto España", en un artículo que critica el documento final de la reunión por apoyar a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que él llamó "infame" días atrás.

Fidel Castro se burla de la euforia de asistentes a la Cumbre de las Américas

Fidel Castro se burla de la euforia de asistentes a la Cumbre de las Américas

La Habana, 21 abr (EFE).- El ex presidente cubano Fidel Castro se burla hoy de la "euforia que expresan algunos de los participantes en la Cumbre de Puerto España", en un artículo que critica el documento final de la reunión por apoyar a la Organización de Estados Americanos (OEA), a la que él llamó "infame" días atrás.

Castro afirma que hizo un "gran esfuerzo" para descubrir por qué la Cumbre de las Américas del pasado fin de semana en Trinidad y Tobago es calificada por algunos presidentes, como el mexicano Felipe Calderón y el panameño Martín Torrijos, de "la más extraordinaria" que haya tenido lugar nunca.

"Algún milagro debió producirse, pensé. La piedra filosofal ha sido descubierta", se mofa Castro en su nueva nota de la serie "Reflexiones", divulgada por medios oficiales, y anota que descubrió finalmente que la euforia se debe a que la OEA "salvó a todos", como "consta en 13 de los 97 epígrafes" de la declaración.

Tras citar una docena de esos apartes, el ex presidente, de 82 años, que no aparece en público desde 2006, se pregunta retóricamente: "¿Acaso la OEA es garantía de la soberanía e integridad de los pueblos de América Latina?", y responde con un irónico "¡Siempre!".

"¿Intervino alguna vez (la OEA) en los asuntos internos de un país en el hemisferio? ¡Nunca! ¿Es cierto que constituye siempre un instrumento dócil de Estados Unidos? ¡Jamás!", continúa el artículo.

"¿Murió un solo latinoamericano o caribeño por culpa suya? ¡Ni uno solo! Son calumnias del castro-comunismo emanadas de Cuba, país expulsado de la OEA porque su país proclamó el marxismo-leninismo, un país donde nunca hubo una elección, nadie vota ni es elegido, reina allí una tiranía que ha tenido el descaro de enfrentar a un país dócil, indefenso y pobre como Estados Unidos", ironiza Castro.

La "Reflexión", titulada "Sueños delirantes", continúa su burla señalando que si el régimen de La Habana no rectifica, "el gobierno desinteresado y noble de ese país (Estados Unidos) no le venderá a Cuba ni una aspirina", y que "la OEA es garantía para el sufrido pueblo cubano de sus derechos democráticos".