Apertura excepcional de frontera argelino-marroquí para el paso ayuda a Gaza

  • Argel, 17 feb (EFE).- Las fronteras terrestres argelino-marroquíes, cerradas desde 1994, se abrirán el próximo viernes día 20 excepcionalmente para permitir el paso de un convoy británico de ayuda humanitaria destinado a la franja de Gaza, informaron hoy fuentes del Ministerio de Exteriores argelino.

Apertura excepcional de frontera argelino-marroquí para el paso  ayuda a Gaza

Apertura excepcional de frontera argelino-marroquí para el paso ayuda a Gaza

Argel, 17 feb (EFE).- Las fronteras terrestres argelino-marroquíes, cerradas desde 1994, se abrirán el próximo viernes día 20 excepcionalmente para permitir el paso de un convoy británico de ayuda humanitaria destinado a la franja de Gaza, informaron hoy fuentes del Ministerio de Exteriores argelino.

Las mismas fuentes explicaron que "la importancia del convoy y los compromisos de Argelia de suministrar todas las ayudas necesarias a la población de Gaza" han llevado a las autoridades argelinas a autorizar la apertura de sus fronteras para permitir su paso.

El convoy -compuesto de 100 camiones cargados de productos alimenticios, medicamentos y diverso material para los niños palestinos, además de 12 ambulancias- está encabezado por el parlamentario británico George Galaway

La expedición deberá pasar el próximo viernes por el puesto fronterizo de Akid Lotif, de la localidad de Maghnia, en la provincia argelina de Tlemecen.

El Ministerio argelino de Interior ya ha dado instrucciones a las autoridades locales de Tlemecen para que faciliten el paso de la frontera, así como para que el viaje a través de territorio argelino hasta Túnez se desarrolle en las mejores condiciones.

El convoy partió el pasado sábado del Reino Unido y, tras atravesar Francia y España, llegó a Marruecos.

Tras su paso por Argelia, deberá cruzar todavía Túnez y Libia antes de llegar el próximo 2 de marzo al paso egipcio de Rafah fronterizo con Gaza.

Las fronteras terrestres entre Argelia y Marruecos permanecen cerradas desde 1994 por decisión de Argel después de que Rabat acusase al país vecino de estar implicado en el atentado terrorista de ese año en Marraquech, en el que murieron dos personas.

A la acusación de Marruecos le siguió la exigencia de visados a los argelinos para visitar el país tras lo que las autoridades argelinas respondieron con el cierre total de la frontera terrestre.

En julio de 2004 Rabat suprimió la obligación de visado para los nacionales argelinos y desde entonces no ha cesado de instar a Argel a que reabra las fronteras.

El Gobierno argelino ha rechazado, sin embargo, hasta el momento esa demandas y acusa a las autoridades marroquíes de no asegurar debidamente el control de su lado fronterizo, permitiendo que prolifere el tráfico de drogas y de armas para los grupos terroristas, así como el contrabando de productos alimenticios.