El presidente libio abandona repentinamente la cumbre árabe

  • Doha, 30 mar (EFE).- El presidente libio, Muamar al Gadafi, abandonó repentinamente la cumbre árabe que se celebra hoy en Doha poco después de que comenzara la reunión presidencial.

Doha, 30 mar (EFE).- El presidente libio, Muamar al Gadafi, abandonó repentinamente la cumbre árabe que se celebra hoy en Doha poco después de que comenzara la reunión presidencial.

La salida de Gadafi, de la que no se han dado explicaciones oficiales, se produjo tras una discusión entre él y el emir de Qatar, Hamad bin Jalifa al Zani, después de que interviniera para pedir la reconciliación con el rey saudí.

Fuentes de la Liga Árabe en Qatar afirmaron a Efe que Gadafi se ha dirigido hacia al aeropuerto, aunque versiones de la cadena qatarí Al Yazira indicaban primero que el líder libio fue al museo de arte islámico en Doha y después a su residencia en esa ciudad.

Cuando el emir de Qatar hablaba de la participación del rey Abdulá bin Abdelaziz de Arabia Saudí en la cumbre del G20 esta semana en Londres, como representante de los árabes en este encuentro, Gadafi le interrumpió para pedir disculpas al monarca saudí.

"Por mi respeto a la umma (nación), considero que el problema personal contigo (en referencia al rey saudí) se ha terminado. Estoy dispuesto a visitarte, y tú te vienes a visitarme", dijo Gadafi en su intervención, reproducida parcialmente por el sistema interno de televisión.

Al empezar a hablar, el presidente libio no utilizó la palabra "rey" cuando se dirigió al monarca saudí, por lo tanto el emir de Qatar le interrumpió, pidiendo que se respete el orden de discursos de los asistentes.

En la cumbre árabe de 2003, que se celebró en Sharm el Sheij, Gadafi criticó a la familia real saudí y la acusó de ser "agente de la ocupación".

Como reacción, Abdalá, que entonces era príncipe heredero saudí, acusó a Gadafi de que él llegó al cargo con la ayuda de los poderes coloniales.

Como consecuencia, Arabia Saudí pidió la retirada del embajador libio en Riad, y retiró a su embajador en Trípoli.