Jordania y Siria defienden la Iniciativa Árabe para lograr la paz en Oriente Medio

  • Ammán, 20 mar (EFE).- El rey Abdalá II de Jordania y el presidente de Siria, Bachar Al Asad, defendieron hoy la denominada Iniciativa Árabe de paz como vía para acabar con el conflicto en Oriente Medio y materializar la formación de un Estado palestino independiente.

Jordania y Siria defienden la Iniciativa Árabe para lograr la paz en Oriente Medio

Jordania y Siria defienden la Iniciativa Árabe para lograr la paz en Oriente Medio

Ammán, 20 mar (EFE).- El rey Abdalá II de Jordania y el presidente de Siria, Bachar Al Asad, defendieron hoy la denominada Iniciativa Árabe de paz como vía para acabar con el conflicto en Oriente Medio y materializar la formación de un Estado palestino independiente.

La Iniciativa, formulada en la Cumbre Árabe de Beirut de 2002 y retomada en la de Riad de 2007, propone el reconocimiento de todos los estados árabes a Israel a cambio de que éste se retire de los territorios ocupados en la Guerra de los seis días, de 1967, y reconozca el derecho al retorno de los refugiados palestinos de 1948.

En un comunicado conjunto tras celebrar una reunión de trabajo, Abdalá II y Bachar Al Asad, que efectuó una breve visita de unas horas a Ammán, indicaron que "una paz global y duradera debería basarse en las resoluciones relevantes de la ONU, la Iniciativa Árabe de paz, la retirada israelí de todos los territorios ocupados y el establecimiento de une Estado palestino independiente".

Además, ambos mandatarios instaron a las facciones palestinas rivales- la nacionalista Al Fatah y la islamista Hamás- a que alcancen un "consenso", que es "esencial" para los intereses palestinos.

Las conversaciones entre los grupos palestinos para lograr una reconciliación nacional se suspendieron ayer, jueves, en El Cairo, por el estancamiento en las negociaciones, aunque es posible que se reanuden la próxima semana.

Abdalá II y Al Asad destacaron también la necesidad de "impulsar la solidaridad árabe sobre bases efectivas con vistas a consolidar la capacidad de la nación árabe de hacer frente a sus retos", en referencia a las diferencias surgidas a raíz de la invasión israelí de Gaza, entre el 27 de diciembre y el 18 de enero pasados.

Las discrepancias entre los países árabes se agudizaron con esa ofensiva de Israel sobre la franja palestina, ya que los estados de la región fueron incapaces de adoptar una postura unificada frente a la crisis.

Frente a los considerados países árabes moderados como Egipto, Arabia Saudí y Jordania, se situaron otros estados como Siria y Qatar, partidarios de adoptar una línea dura frente a Israel.