La paz entre Egipto e Israel aún causa controversia 30 años después de su firma

  • El Cairo, 26 mar (EFE).- A pesar de que hoy se cumplen treinta años de la firma del Tratado de Paz entre Egipto e Israel, ese pacto sigue suscitando controversias entre expertos, académicos y estrategas, e incluso entre aquellos que contribuyeron a forjarlo.

La paz entre Egipto e Israel aún causa controversia 30 años después de su firma

La paz entre Egipto e Israel aún causa controversia 30 años después de su firma

El Cairo, 26 mar (EFE).- A pesar de que hoy se cumplen treinta años de la firma del Tratado de Paz entre Egipto e Israel, ese pacto sigue suscitando controversias entre expertos, académicos y estrategas, e incluso entre aquellos que contribuyeron a forjarlo.

El 26 de marzo de 1979, el entonces presidente egipcio, Anuar al Sadat, suscribió en Washington el acuerdo con el primer ministro israelí, Menajem Beguin, bajo los auspicios del presidente estadounidense, Jimmy Carter.

Egipto se convertía en el primer país árabe que firmaba la paz con Israel, un hecho histórico que, sin embargo, ha sido ignorado oficialmente hoy en este país, donde no hay programado ningún acto para recordarlo.

Su firma se estampó después de los Acuerdos de Camp David, suscritos entre Egipto e Israel en septiembre de 1978, que establecían las bases para el tratado entre ambos Estados y un marco para una paz global en Oriente Medio.

Mientras que algunos académicos defienden que el pacto entre El Cairo y Jerusalén fue una gran contribución para evitar futuras guerras entre los dos países, otros consideran que allanó el camino para que Israel se embarcara en más conflictos en la región, al conseguir la neutralidad de Egipto.

"El tratado enfatizaba que cualquier diferencia entre Egipto e Israel debía saldarse lejos del recurso de las armas", explicó a Efe el experto Imad Gad, analista de asuntos israelíes del Centro Al Ahram para Estudios Políticos y Estratégicos, un centro de análisis financiado por el Gobierno de El Cairo.

De hecho, "desde la firma del acuerdo, no ha ocurrido ningún choque armado entre ambos países -recordó Gad-, aunque la paz entre ellos se ha convertido en una 'paz fría', y a veces en una guerra fría".

El experto se refería a los incidentes ocurridos entre los dos países en los últimos treinta años, como altercados en la frontera que han causado la muerte de guardias fronterizos egipcios.

Para el general retirado Abdel Muniem Haikal, un estratega militar en la época de la firma del tratado, es necesario que se revisen las disposiciones del convenio, porque las circunstancias en la región han cambiado.

"Es hora de que el pacto sea revisado y redactado de nuevo, porque cuando se escribió hace treinta años fue a favor de Israel, ya que el ambiente internacional estaba en contra de Egipto en aquella época", señaló Haikal a Efe.

Por su parte, el analista político Mohamed Hammad se mostró muy crítico con el tratado, sobre todo, porque considera que neutralizó el papel egipcio en el conflicto árabe-israelí, "inclinó la balanza de poder en la región a favor de Israel y le dio vía libre en los asuntos de la región".

"Tras su firma, Israel invadió el Líbano en 1982, atacó un reactor nuclear iraquí en Bagdad en 1981, ocupó la llamada franja de seguridad en el sur del Líbano, donde lanzó en 1993, 1994 y 2006 varias guerras, antes de iniciar una ofensiva contra la franja de Gaza", entre el 27 de diciembre pasado, enumeró Hammad.

Hammad recordó que "se supone que la guerra árabe-israelí de octubre (1973) fue la última con Israel, pero la mayoría de las ofensivas lanzadas por Israel fueron llevadas a cabo tras la firma del tratado".

El mismo punto de vista tiene Abulela Madi, dirigente del partido islámico Al Wasat (el medio), para quien el acuerdo ha fracasado a la hora de traer la paz entre los dos antiguos enemigos y ha animado a Israel a seguir con sus políticas hostiles contra los Estados árabes.

"No ha traído la paz -señaló Madi-. Las guerras que ocurrieron tras la firma del tratado son muchas más que las que se desarrollaron antes de su firma".

El treinta aniversario del acuerdo se produce en un momento en el que Israel goza de muy poca popularidad en el mundo árabe, donde se ha extendido un sentimiento de odio generalizado por la ofensiva militar contra Gaza de finales de diciembre y principios de enero pasado, que causó unos 1.400 muertos palestinos.

Egipto luchó contra Israel en cuatro guerras -1948, 1956, 1967 y 1973-, que el tratado de paz selló.

Después del país del Nilo, Jordania y Mauritania siguieron sus pasos con la firma de acuerdos similares en 1994 y 2001, respectivamente.

El tratado egipcio-israelí, al que se opusieron todos los Estados árabes excepto Marruecos, Somalia y Omán, establecía que la península del Sinaí, tomada por Israel en la guerra de 1967, era devuelta a Egipto, a cambio de su desmilitarización, lo que causó bastante descontento entre sus ciudadanos.

Su rúbrica supuso un alto coste para Sadat, quien fue asesinado el 6 de octubre de 1981 en un desfile militar en El Cairo por militantes extremistas que lo consideraron un "traidor" por el pacto de paz con Israel.