Los líderes sudamericanos se reúnen con los árabes para concertar una respuesta a la crisis

  • Doha, 31 mar (EFE).- Los representantes de los 12 países de Sudamérica y de los 22 de la Liga Árabe se reúnen hoy en Doha en la II Cumbre ASPA (América del Sur-Países Árabes) con los objetivos de concertar una respuesta a la crisis internacional y reforzar sus vínculos.

Chávez se opone a la orden de detención de Bachir y pide que se arreste a Bush

Chávez se opone a la orden de detención de Bachir y pide que se arreste a Bush

Los líderes sudamericanos se reúnen con los árabes para concertar una respuesta a la crisis

Los líderes sudamericanos se reúnen con los árabes para concertar una respuesta a la crisis

Árabes y sudamericanos unen fuerzas para reclamar al G-20 un mundo multipolar

Árabes y sudamericanos unen fuerzas para reclamar al G-20 un mundo multipolar

Doha, 31 mar (EFE).- Los representantes de los 12 países de Sudamérica y de los 22 de la Liga Árabe se reúnen hoy en Doha en la II Cumbre ASPA (América del Sur-Países Árabes) con los objetivos de concertar una respuesta a la crisis internacional y reforzar sus vínculos.

El horario de la cumbre ha sufrido modificaciones, ya que, al haberse clausurado anoche la Cumbre Árabe (cuando estaba previsto que se hiciese hoy), los actos se adelantarán varias horas para facilitar el viaje a Londres de los países que estarán representados en la reunión del G-20 a partir de mañana.

Así, la sesión de apertura comenzará a las 13.00 hora local (10.00 GMT), cuando será inaugurada con el discurso del anfitrión, el emir de Qatar, Hamad Jalifa al Zani.

Tras él intervendrán la presidenta chilena, Michelle Bachelet, en su calidad de presidenta de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR); el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, como coordinador regional del ASPA y verdadera "alma mater" de la cita, y el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa.

Hasta esta mañana estaba confirmada la presencia de ocho jefes de Estado o gobierno de los doce países sudamericanos, entre los cuales no estará el presidente peruano, Alan García, que albergará la próxima cita ASPA, en el 2011.

Está previsto que la cumbre se clausure con la aprobación de la llamada Declaración de Doha, que contendrá un llamamiento a incrementar el comercio y la cooperación bilateral, así como demandas nacionales, como la reivindicación argentina de la soberanía sobre las islas Malvinas.

Antes del comienzo de las sesiones plenarias, los dignatarios sudamericanos aprovecharán la mañana para mantener reuniones bilaterales con sus homólogos árabes, como la que reunirá a Lula con el líder libio, Muamar al Gadafi.