ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Los ministros árabes piden solidaridad con el presidente sudanés

  • El Cairo, 28 mar (EFE).- Ministros árabes reunidos hoy en Qatar pidieron solidaridad regional con el presidente sudanés, Omar al Bachir, ante la orden de arresto emitida contra él, y señalaron los riesgos que existen para la paz en la región sudanesa de Darfur a raíz de esa decisión.

El Cairo, 28 mar (EFE).- Ministros árabes reunidos hoy en Qatar pidieron solidaridad regional con el presidente sudanés, Omar al Bachir, ante la orden de arresto emitida contra él, y señalaron los riesgos que existen para la paz en la región sudanesa de Darfur a raíz de esa decisión.

"Todos deben respaldar a Sudán en los peligros que afronta", afirmó el ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Moalem, en la apertura de una reunión preparatoria de las cumbres que se celebrarán en la capital qatarí, Doha, el lunes y martes próximos.

Los jefes de Estado de la Liga Árabe están convocados esos dos días en Doha para su reunión anual y participarán el martes en la II Cumbre de América del Sur y de Países Árabes para dar continuidad a la iniciativa comenzada en Brasil en el 2005.

"La celebración de la cumbre de Doha supone una oportunidad para solidarizarse con Sudán", afirmó Moalem en el discurso de apertura de la reunión ministerial, transmitido por la televisión qatarí Al Yazira.

El pasado 4 de marzo, la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya, ordenó el arresto de Al Bachir por crímenes de guerra y de lesa humanidad debido a su papel en la guerra de Darfur, que estalló en el 2003 y que ha causado unos 300.000 muertos.

Entre los miembros de la Liga Árabe, sólo Jordania, Yibuti y Comoras son signatarios del Estatuto de Roma, que llevó a la creación de la CPI y que, por ello, estarían obligados a cumplir con la orden de arresto del presidente sudanés.

Al referirse al mismo tema en la reunión abierta en Doha, el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, acusó a la CPI de seguir una política "de doble rasero" por perseguir a Al Bachir y no a otros presidentes de países involucrados en otras guerras.

La acusación del tribunal internacional, agregó Musa, "ha provocado sorpresa y descontento" entre los países árabes.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Qatar, Hamad bin Yazem al Zani, dijo que no se podrá alcanzar la justicia en Darfur "sin alcanzar antes la paz".

"La decisión de la CPI se produjo en los momentos en que Qatar, en coordinación con la ONU y la Unión Africana, intentaba impulsar el proceso de paz para solucionar el conflicto de Darfur", añadió.

No obstante, afirmó que su país continuará con sus gestiones para lograr una solución pacífica al problema de Darfur.

En estos esfuerzos participaban representantes del Gobierno y de los rebeldes, pero no de todos los grupos insurgentes. La paz en Darfur se está negociando desde agosto del 2004, pero las periódicas rondas de conversaciones no han permitido cerrar el conflicto.

En sus intervenciones, los ministros que hablaron en la sesión inaugural también se refirieron a los esfuerzos de los países árabes para superar las diferencias que arrastran por temas como el reciente ataque israelí contra la franja palestina de Gaza.

El ministro qatarí dijo que espera que los reunidos analicen todos los temas con franqueza. "Ojalá que estemos a la altura de nuestras responsabilidades, porque los riesgos y desafíos son muchos", añadió al Zani.